Cargando Cargando...

¿La NBA aislada?

José Calderón y Pau Gasol./ Getty Images

Asolaba las islas británicas un iracundo temporal, el Canal de la Mancha permanecía innavegable y los cielos cerrados a cualquier tentativa de vuelo hasta nueva orden. Fue entonces cuando el hombre del tiempo de la televisión inglesa –la BBC, supongo- formuló aquel célebre diagnóstico de la situación: “Señoras y señores, en estos momentos el Continente está aislado.

La información sobre la Liga Profesional Americana de Baloncesto en los medios españoles –los generalistas, me refiero- ha sido más profusa en tanto ha habido más de los nuestros jugando en ella. Durante la temporada regular –en playoffs la cosa ya cambia- es como un parte diario que emiten las radios y las webs cada mañana con la hoja de servicios de nuestros compatriotas: Gasol, 18 puntos y 11 rebotes; Calderón, 12 puntos y siete asistencias. Casi siempre, esta información precede a la del propio resultado: … en la victoria de los Lakers; … en la derrota de Toronto Raptors. A veces, incluso, se obvia este detalle. Que en la construcción de la noticia, primero van los datos principales y después los secundarios, en orden decreciente de interés. Y si hay que cortar, se corta de abajo a arriba.

Entonces el ciudadano de a pie por la mañana, que no trasnocha para ver los partidos, llega a la oficina y, apostado en la providencial máquina del café, comenta con el compañero que se atusa las legañas: “oye, partidazo de Gasol anoche, ¿eh?”. Claro, lo que tiene es una foto fija, la que le han dado en el titular. No tiene ni idea de si esas nueve canastas de Pau llegaron en los minutos de la basura o si las últimas tres fueron determinantes para la victoria de su equipo.

Hombre, si hubiera metido la decisiva sobre la bocina, lo hubieran contado de entrada. Que al patriotismo no faltamos nadie y estamos a la orden del día. Ese “accidentado arranque del Gran Premio de San Marino, se salió Hamilton, se pasó Vettel, chocó Schumacher, falló el Ferrari…” que enlaza directamente con aquel legendario y olímpico “… y nuestro nadador, qué mala suerte otra vez, tendrá que nadar por la calle 7, la de la corriente en contra …” Ojo, que este es vicio común a todos los países, y concretamente en el nuestro pocos –y no me incluyo entre ellos- estarán para tirar la primera piedra. Que aunque honestos, subjetivos somos, y no podemos remediar que nos tire el corazón y lo nuestro. Aparte de que otro componente de la noticia es la cercanía. Es relevante en tanto nos afecte, motive, interese.

Ricky Rubio./ Getty ImagesAhora que el Beatle Ricky ha tenido que cancelar su calendario de conciertos hasta el año que viene, y que Rudy parece que tampoco va a jugar el resto de la temporada, el espacio y tiempo de información que dediquen los medios –generalistas, insisto- a la Liga Profesional Americana de Baloncesto decrecerá en torno a un 30%. Como sobrevenga algún otro percance –esperemos que no- o alguno de los nuestros caiga en fase de ostracismo, el cauce de noticias menguará aún más.

Y con menos jugadores españoles en plantel, crece estadísticamente la probabilidad de que haya días en los que no juegue ninguno, y entonces no habrá información de baloncesto americano que ofrecer esa mañana. Y los dos chicos de la oficina se encontrarán en la máquina del café, uno de ellos preguntará  ¿qué ha pasado anoche en la NBA? Y el otro se encogerá de hombros: “¿la NBA? Me parece que hoy no ha habido”.  Esto es, si aplicáramos la misma lógica que el hombre del tiempo británico, diríamos que informativamente, “la NBA está asilada”. Aunque sólo sería por ese día, afortunadamente.

Enrique de Pablo Domingo

byenrique.wordpress.com

@EnriquedePablo

  Compartir en Facebook
Fecha | 23.03.2012 18:36

Recomendamos