Cargando Cargando...

¿Y si Rudy & Ricky volvieran a encontrarse?

Ricky, Rudy y Pau, durante la entrega de medallas de los JJ.OO Pekín 2008./Getty

Coincidieron durante 3 temporadas en el Joventut de Badalona, y parece que todavía siguen echándose de menos.

Las carreras de Rudy Fernández y Ricky Rubio tomaron caminos diferentes en 2008, cuando el balear decidió hacer las Américas y emprender una nueva etapa en las filas de los Portland Trail Blazers.

Un año más tarde, y tras un interminable tira y afloja, el de El Masnou también dejaba Badalona para cambiar de acera y aplazar su salto a la NBA, ya que ni su puesto en el Draft (5º) ni su destino (Minnesota), colmaban sus aspiraciones.

Pero ya estamos en 2011, y desembarco de Ricky “Business” en Minneapolis es toda una realidad, a expensas de lo que se pueda alargar el más que probable cierre patronal.

No obstante, y aunque el lockout sea efectivo, lo que parece claro es que más pronto que tarde, Rubio será el nuevo timonel de los T-Wolves a partir de la próxima campaña.

Las dudas sobre su rendimiento y capacidad de adaptación a un nuevo Mundo y a un baloncesto tan profesionalizado son lógicas, y aunque desde la organización de su nuevo equipo van a poner todo de su parte para que la vida de Rubio en la gélida Minny sea lo más sencilla y placentera posible, quizá la solución real se encuentre a 2.300 kilómetros de distancia, concretamente en Portland (Oregon).

…porqué… ¿sería descabellado que los Timberwolves intentaran la contratación de Rudy Fernández para juntarlo con su compañero de fatigas cuando ambos vestían de verdinegro, y de esta manera matar dos pájaros de un tiro?

Que el base se encontrara con Rudy nada más aterrizar en Minnesota, facilitaría indiscutiblemente el proceso de aclimatación de Rubio a todo lo que supone la NBA.

El calor de un amigo, el poder contar con un confidente, tener un camarada que te pueda ir abriendo las puertas, y de paso compartir cancha con un jugador cuya compenetración está más que probada.

Exactamente la misma función que en su día hizo Sergio con el propio Rudy.

¿Y porqué dos pájaros de un tiro?

Por que precisamente, la posición de escolta es la que más carencias presenta en el actual roster de los lobos.

Durante la pasada temporada, fueron Martell Webster, Wayne Ellington y Wesley Johnson los que fueron ocupando ese puesto con mayor o menor fortuna, pero de ellos, sólo Webster se puede considerar un escolta al uso, ya que Ellington tira más hacia el base y Johnson hacia el puesto de ala.

Por el contrario, los Blazers pueden presumir de tener esa posición más que cubierta con la presencia de su jugador franquicia, Brandon Roy, y de un hombre que ha dado un rendimiento más que notable como Wesley Matthews.

Sin duda, Rudy sería un objetivo relativamente fácil de conseguir para los Timberwolves a poco que pusieran de su parte.

Cuentan con la posición nº 20 en el próximo Draft, elección que recibirían con los brazos abiertos en Portland, y algún jugador que podría encajar en el sistema McMillan, como Tolliver y incluso un base suplente para el veterano Miller en la figura de Jonny Flynn.

Todo cuadra, tanto Blazers como Wolves, y sobre todos Ricky Rubio saldrían ganando en un traspaso, que volvería a unir las carreras de dos jugadores que pusieron la pimienta en la liga ACB no hace demasiado, y que tras varias temporadas añorándose podrían volver a la primera plana vistiendo de azul, y a muchos miles de kilómetros de donde comenzaron a dar sus primeros botes al balón naranja.

@paumartorell

  Compartir en Facebook
Fecha | 07.06.2011 15:39

Recomendamos