Cargando Cargando...

¿Cuál es tu lado?

David Stern y Adam Silver en la rueda de prensa en la que se ha anunciado el lockout./Getty

Vuelta al tren. De Vitoria a Cáceres. La NBA ahora no existe. Está en suspenso. Ya, pero las marcas van por libre. Los patrocinios, también.

Jose Manuel Calderón, Demar DeRozan y Sonny Weems en la Universidad Laboral. Un campus, con chinos que la hunden a dos manos y con molinillo de por medio.

Durante la rueda de prensa, preguntas sobre el ‘Lock Out’. En las entrevistas individuales, más.

“Todos confiamos en que no haya“. Ya es tarde.

No está en vuestra mano. Ganáis como los mejores atletas del mundo, pero es necesario que ganéis menos. Sí, sí. Provocáis una serie de beneficios brutales. Desde Sonny Weems hasta LeBron James. Pero tenéis que llevaros menos de eso que producís, para que otros trinquen.

La guerra encubierta, es ahora guerra directa. Otra vez, el jugador va a perder. Como lo hizo tras la pelea de Detroit en 2004… Como lo ha hecho este año cuando la mirada cruzada era técnica.

Les quieren quitar parte de su porcentaje de reparto de beneficios -dinero que se saca de derechos de televisión y adonde va a parar toda la pasta de los equipos que se pasan del límite salarial, por ejemplo-.

Quieren que entren con 20 años a la Liga. No por hacerles llegar más maduros, no. Error. Se trata de reducir su número de años en la Liga y así, los contratos.

Quieren que los contratos se puedan limitar más en duración. Si firmas por un equipo nuevo, tienes derecho a 5 años tope, más el optativo. La pelea es por dejarlo a tres.

Y así hasta hacer diez minutos de ‘scroll’ con la bolita táctil de la Black Berry.

Luego, ves el Draft y a David Stern y Adam Silver -’La mano del rey’- con sus trajes y su cara de ’Tolerancia Cero’; los grandes contratos de marcas de coches, bancos, bebidas, zapatillas

@Jose_Ajero

  Compartir en Facebook
Fecha | 01.07.2011 14:51

Recomendamos