Cargando Cargando...

¿Miami ganó o le regalaron el partido?

Chris Bosh anota el tiro de la victoria de los Heat de Miami./Getty

¿Miami ganó o le regalaron el partido? Es una duda que me asalta tras la finalización del tercer asalto de la serie. Y es una duda razonable o no. No lo tengo muy claro porque el encuentro no lo ha sido. Ha tenido fases de una extrañeza supina. Cambios en el liderato del marcador, ventajas cómodas,ambiente infernal, un alemán metiéndolo casi todo, dos tercios del Big Three desaparecidos, pizarras que echaban humo, etc. Muchos factores unidos que dan como resultado una conclusión dispersa.

Lo único claro aquí es que los Heat se ponen 2-1 y recuperan el factor cancha. El golpe psicológico que puede producir esta victoria posee rasgos devastadores porque los fantasmas del pasado ya están llamando a la puerta del vestuario de los Mavs.

El ambiente ha sido tremendo, una locura y un infierno para los Heat. Mucho ruido en cada canasta de los Mavs y en cada fallo de los de Miami. Un jolgorio que descoloca a cualquiera. Pero los Heat aguantaban los golpes como Julio César Chávez. Y se iban a por el rival con la misma furia que el boxeador mejicano.

Los dos últimos minutos han sido puro baloncesto NBA, mucha pizarra, algún que otro amago de dodotis y una victoria para los Heat. El alemán tuvo el tiro del empate pero falló. Fue el primer balón que tocaba aro en todo el último cuarto. Los anteriores iban limpios y sólo tocaban red (espectacular lo de Dirk).

Los Heat han ganado teniendo un buen día de Wade,uno discreto de Lebron y uno de claroscuros de Bosh. Si funcionan los tres, las Finales no tienen historia…

@ICano14

  Compartir en Facebook
Fecha | 06.06.2011 09:28

Recomendamos