Cargando Cargando...

Los buenos movimientos saldrán a la luz

Blake Griffin #32, Chris Paul #3 y Chauncey Billups #1./ Getty Images

Comienza la temporada. Las franquicias juegan sus cartas con la única intención de proclamarse campeón de la NBA. Para ellos han tenido, desde la apertura del mercado, tiempo para intentar fichar y vender jugadores con el fin de crear el mejor ‘roster’. Pero, ¿han sido todos buenos movimientos en el mercado?, ¿a quién le saldrá bien la apuesta?.

Como no podía ser de otra manera, en primer lugar toca hablar del gran odiado entre los fans esta pretemporada, Los Angeles Lakers. Objetivos: Chris Paul y Dwight Howard. Se vieron todo tipo de rumores, pero se recuerda uno especialmente. El movimiento que cruzó la línea del rumor y parecía que haría lo mismo con la de ficha oficial. Ese traspaso a tres bandas que llevaba a CP3 a dirigir al equipo angelino y que terminaría con Pau Gasol en Houston Rockets, y Lamar Odom (entre otros) en Hornets Se daba por hecho, pero los dueños de las franquicias y David Stern, se encargaron de cortarlo por completo. Era el pistoletazo de salida para el camino de Lakers a la autodestrucción. Más tarde, a modo de regalo, deciden enviar a Odom a los actuales campeones, a Dallas Mavericks, con las incorporaciones de Kapono, McRoberts, y Murphy. En resumen, encontramos un Pau Gasol decepcionado, un puesto de base más que flojo, y con un banquillo que deja mucho que desear, especialmente si hablamos de juego interior. Una franquicia que quiso demasiado, y le salió todo mal.

Lamar Odom./ Getty Images

Continuamos, pero ahora viajamos a Dallas. Los actuales campeones pierden a Chandler, DeShawn Stevenson, Caron Butler, J.J Barea y Peja Stojakovic, pero han sabido reponerse. Reciben al actual ‘mejor sexto hombre’ y al veterano que no deja a nadie indiferente Vince Carter,  como principales puntos fuertes. No cuentan con tanta profundidad de banquillo como la temporada pasada, pero la llegada de Delonte West (entre otros) contribuye a mantener el equilibrio. Se refuerzan en un quinteto inicial más poderoso, con más nombre. No pueden mejorar la temporada anterior, pero las adquisiciones son buenas y se va a notar sobre la pista.

Es el turno, entonces, de una de la franquicias que sin llamar la atención ha sabido aprovechar el mercado: Chicago Bulls. “Si algo funciona, no lo cambies”. Esa frase a marcado sus movimientos. Tras una temporada pasada impecable, una única incorporación importante: la llegada de Hamilton. Mantienen el bloque que les llevó a ser campeones de la liga regular, pero con el ‘plus’ de la calidad de un gran tirador como RIP.

No puedo terminar si antes nombrar a la franquicia de la gran manzana. Los Knicks deciden reforzarse tras la amnistía de Chauncey Billups y traspasar a jugadores como Ronny Turiaf, Roger Mason, Shelden Williams y Shawne Williams, entre otros. Para ellos, reciben a Chandler, con el fin de reforzar la pintura (sobre todo rebote y defensa), a Baron Davis, quién tomará las riendas del equipo. Pueden gustar o no los movimientos, pero el lavado de imagen es innegable.

Aún quedan muchas semanas de mercado… pero la liga ya empieza con los que hay en cada equipo. Veremos si los movimientos salen tal y como cada franquicia esperaba, o por el contrario, habrá grandes decepciones.

A pesar de estos malos movimientos, Los Ángeles no bajan el nivel ya que, al contrario que sus vecinos, Los Ángeles Clippers sí han sabido moverse durante el período de fichajes. Mejoran su plantilla en relación con la del año pasado. Mantienen su juego interior con Griffin – Jordan, pero refuerzan su perímetro con el gran deseado Chris Paul, el experimentado Billups, y un gran Caron Butler. Buenas incorporaciones que realmente mejoran el ‘roster’ y que supondrá un importante salto de calidad para la franquicia.

@JorgeAbrunedo

  Compartir en Facebook
Fecha | 25.12.2011 14:24

Recomendamos