Cargando Cargando...

16 horas

David Stern y Derek Fisher./ Getty Images

Podrán decir que han tardado mucho en ponerse a negociar el nuevo convenio y que ya se sabe que las prisas no son buenas. Eso sí, que cuando se han sentado, han echado horas, no se puede negar. Porque,señores, estamos hablando de más de 30 horas de aguantar a Stern decir “no”, a Fisher exigiendo “more” y a Garnett diciendo “shit”.

En la noche (española) en la que el mediador federal asistía a la cita, hemos batido el récord de duración. Y qué récord. Tremendo. Un servidor ha estado despierto hasta que ha terminado todo no sé si por saber si firmaban o por ver cuánto tiempo podrían soportar de negociación. Las veinte horas hubieran sido de guiness. Sin embargo, ya saben que muchas horas no aseguran nada; ya nos llevamos un disgusto hace unos días tras doce horas de reunión. Parecía que sí, horas y horas, pero no. De fin del lockout, nada de nada. Chris Paul decía en twitter “PROMETO que lo estamos intentando”, a sabiendas de que los fans se empiezan a tomar a broma tanto tiempo de negociación y ningún resultado. Y no es bueno esto de alargarse más en el tiempo con todo este show. Ambas partes lo saben y George Cohen también.

Twitter de Chris Paul

El mediador federal más famoso de los Estados Unidos puede convertirse hoy en el Salvador total del ocio deportivo en su país. La NFL volvió por él y la NBA lucha por salir de ese túnel oscuro. Este hombre debe tener más paciencia que Job. Aguantar a los dueños y a los jugadores, filosofía zen para el estrés, mandar sobre estos hombres impidiendo hacer declaraciones… quiero dejar claro que hacer que estos tíos, “calentitos” como están, soltarles un “vosotros calladitos y volvéis aquí mañana a las diez” es de crack. Es que me imagino a Cohen mandando callar a Stern, diciendo a Cuban que se bajara de la mesa, obligar a Fisher a que se aflojara la corbata, etc. George Cohen es un artista y debe ser nuestro héroe.

16 horas de duración. A partir de las cuatro de la tarde de hoy (10’00 AM en NY) vuelven a juntarse. Cohen manda. Él dirige nuestros sueños, de él y de las dos partes negociadoras. Yo con su permiso, voy a ducharme y acostarme en mi cama porque el sofá no es buen sitio a ciertas horas.

@ICano14

  Compartir en Facebook
Fecha | 19.10.2011 09:26

Recomendamos