Cargando Cargando...

Iñaki Cano: Alegría y oro

España campeona del Europeo de Lituania 2011./ FEB

Este domingo hemos visto una final de un europeo de baloncesto. Jugaban España contra Francia. La fiesta del baloncesto clásico del viejo continente. Todo lo que no lo es siempre ha sido mal visto. Incluso despreciado. El control por encima del talento y la imaginación. Marcadores bajos porque las defensas son, teóricamente, tremendas. Los ataques no son galopes; son algo frenado. Siempre el entrenador. Casi nunca el jugador. Pues es una lástima para todos esos puristas. Lo siento. El mejor partido de un Europeo de baloncesto ha sido uno que parecía de la NBA.

De los quintetos iniciales, nueve jugadores nacieron “baloncestísticamente” en Europa pero fueron alimentados y criados en la NBA. Navarro seguiría en los USA si no hubiera firmado aquel megacontrato con cláusula galáctica con Laporta. Partido de NBA con camisetas de selecciones europeas. Velocidad, agresividad, calidad, alegría, clase, libertad, etc. Baloncesto del bueno, ése que mezcla lo mejor de los baskets del mundo y donde el entrenador no quiere dejar su “sello”. El jugador es lo primordial. (Aprovecho para felicitar a Scariolo y Collet por ser inteligentes y no tocar mucho)

He disfrutado del partido como un niño; me he vuelto loco con Parker, con Noah, con los Gasol, con Rudy, con Navarro, con Calde, con Ibaka… Son tan buenos que no hace falta dirigirles. Ya saben de qué va la película y la final la han jugado a su aire. Nos han hecho disfrutar. Me lo he pasado bomba.

Entre los NBA ha brillado uno que juega en Europa pero que siempre habría tenido hueco allí. No quiero ni imaginarme cómo hubiera sido el baloncesto de Navarro con los desarrollos NBA durante más de una temporada. Ya nos hubiéramos vuelto locos. Me quito el sombrero ante él y el resto. Es que somos muy buenos y nuestra cabeza ha funcionado como se debe. Han sabido aguantar la presión e ir soltando esas riendas que, a veces, nos han frenado.

Este partido pasa a formar parte de ese encuentros legendarios europeos. Y mundiales. España ha estado presente en dos de ellos: contra USA y Francia. Curioso también que en esos partidos el baloncesto puro y controlador se quedó en el vestuario. Sólo brillaron los talentosos con libertad.

A todo esto, la selección menos europea ha ganado el oro. Ha ganado España. Ha ganado el baloncesto.

  Compartir en Facebook
Autor | Inaki-Cano
Fecha | 18.09.2011 22:16

Recomendamos