Houston Rockets

Alternativas en el Oeste

el

Blake Griffin y James Harden./ Getty Images

Mientras los debates en la NBA se centran sobre si Kevin Durant o LeBron James merecen ganar el MVP, el flojo nivel de la Conferencia Este o el tanking descarado de algunos equipos de cara al próximo draft, dos conjuntos sobresalen en la futurible lucha por el anillo: Los Angeles Clippers y Houston Rockets. Y nadie contaba con ellos. Aún sabiendo de la dificultad que entraña la Conferencia Oeste y el espectacular rendimiento de San Antonio Spurs (serio correctivo a Miami Heat) y Oklahoma City Thunder (irregulares tras el regreso de Russell Westbrook), pueden dar un susto a cualquier de estos dos rivales.

Los Rockets han encontrado el equilibrio de la mano de un imperial James Harden. El escolta ha liderado a su equipo en las últimas victorias frente a Miami e Indiana Pacers, los dos grandes colosos del Este. Su papel como jugador franquicia le ha venido bien incluso a un siempre presionado Dwight Howard tras partidos dubitativos. La irrupción de jugadores como Patrick Beverley y Terrence Jones complementan un quinteto poderoso gracias a la versatilidad del alero Chandler Parsons. Su único punto negro es la gestión de los minutos de los titulares, ya que Jeremy Lin es el único suplente de garantías en la plantilla. Quizá les falte una pieza para optar a todo.

Por otra parte, la llegada de Doc Rivers a los Clippers ha cambiado un poco la perspectiva de una plantilla que apuntaba alto pero que fracasó a las primeras de cambio en los Playoffs de 2013. Las dos mejoras del cambio son evidentes: Rivers y el juego interior. Si ya es destacable la implicación defensiva y el poderío físico de DeAndre Jordan, el crecimiento de Blake Griffin parece no tener techo. Un jugador que se ha quitado definitivamente el cliché de jugador exclusivo de highlights, con capacidad para generar sus propios tiros, su rendimiento en el poste bajo y en lanzamientos de media distancia suponen un nuevo imprevisto para los pívots rivales. Ya no se le puede flotar.

El impacto de Jamal Crawford y Danny Granger desde el banquillo completan una plantilla reforzada con el único objetivo de mejorar la defensa; la base del éxito de Rivers en su etapa en Boston Celtics. Si cualquier equipo de los favoritos al título flojea, los Clippers son una apuesta segura en los próximos playoffs.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU