Cargando Cargando...

Argentina se corona con un Scola estelar

Argentina./ FIBA AMERICAS

Tras 12 días de competición en Mar del Plata, finalizó el Preolímpico Americano sin ninguna gran sorpresa destacable. Los cuatro grandes favoritos son los que llegaron a semifinales y se jugaron el pase a la Gran Final, y con ello, conseguían los dos billetes para los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres. Argentina y Brasil fueron los que lo consiguieron después de derrotar a Puerto Rico y República Dominicana respectivamente. En la Final, Argentina impuso su oficio y en las espaldas de Luis Scola llegaron a ganar el Torneo.

La mayoría, inmensa, de personas que conocen el continente Americano en temas baloncestísticos sabe que hay una super potencia, mundial obviamente, que es Estados Unidos, y que detrás suyo hay otros países históricos que podrían llegar a hacerle sombra, o por lo menos competir contra ellos, como son Argentina y Brasil. Estos dos combinados partían como favoritos para llevarse los billetes para los Juegos, y lo consiguieron sin dudar un solo instante en su camino.

Los anfitriones, a la postre los campeones, recuperaban a su gran terna de jugadores que le dio éxitos antaño, la denominada Generación Dorada. Nadie quiso quedarse fuera de la cita, porque todos querían volver a disputar un Torneo como los Juegos Olímpicos. Con todo ello, y con un entrenador serio, disciplinado, y muy trabajador, como es Julio César Lamas, el camino hasta la Final fue bastante llano. Sólo un lunar, la derrota ante Brasil en la segunda fase, de la que consiguieron su particular venganza en la misma Final, y un partido muy complicado en semifinales ante Puerto Rico, a quién sólo pudieron vencer por dos puntos. Fuera de ahí, todo se alineó para conseguir el primer título preolímpico para la albiceleste.

Luis Scola./ FIBA AMERICASDe entre los grandes nombres que rellenan el roster argentino, se ha erigido como principal valedor el pívot Luis Scola. El bonaerense ha sido el pilar en el que se ha mantenido la selección y el referente para sus compañeros. 21.4 puntos y 6.3 rebotes han sido sus estadísticas, con 32 puntos en la gran final, lo que le han valido el título de MVP. Los constantes pick-roll con sus compañeros eran imposibles de defender, su tiro de semigancho desde la zona, imposible de tapar, y el de media-larga distancia, imparable. Scola, toda un estrella en los Houston Rockets, ha demostrado una vez más que es el mejor interior de todo el continente, hablando en términos latinos, claro.

Una vez más hay que hablar de Manu Ginóbili. Ha sido un torneo en el que hemos visto al escolta jugar muy bien en ataque, como acostumbra casi siempre, siendo una amenaza a veces imparable. Un espectacular 45.7% en triples lo avalan como uno de los mejores lanzadores del Torneo. Y en la dirección ha dado clases a todos los que han estado mirando el base Pablo Prigioni. Después de resolver su futuro, volviendo a la que fue su casa, Vitoria, el cordobés ha estado, sencillamente, impresionante. Ha sido el que mejor porcentaje de triples ha tenido, 61%, y el segundo en asistencias, 4.7. Ha anotado, ha dirigido, lo ha hecho todo, y a la perfección.

Un título merecidísimo para unos argentinos que bregaron mucho ante el combinado brasileño. A diferencia de los locales, los cariocas son una selección bastante joven, y como se ha podido leer en muchas crónicas de periodistas, no es nada descartable que en breve coja el testigo de superpotencia en América Latina que tiene ahora el combinado albiceleste. Tiago Splitter ha sido un gran lujo en la pintura, acabando con grandes números el campeonato, 11.6 puntos y 6.6 rebotes. A pesar de ello, hay que ser sinceros, y no estaría bien hecho el análisis si no dijéramos que el center brasileño ha estado desaparecido en algunos momentos importantes de los partidos. No siempre se puede estar al 100%, y el rival también juega.

Medalla de plata para los brasileños que han contado con una de las referencias baloncestísticas en la liga española de los últimos tiempos como director de orquestra. Marcelinho Huertas, después de su flamante fichaje por el Barcelona Regal, ha cuajado un excelente torneo haciendo lo que mejor sabe, mover al equipo. 5 asistencias de media lo dice, aunque tal vez le faltó algo de anotación (8.8) para acompañar a Splitter, Giovannoni (11.1) y Vinicius (10.8). Queda mucho Brasil para rato, volviendo a los JJ.OO. tras 16 años.

Carlos Arroyo y Francisco García./ FIBA AMERICASTras los grandes ganadores del Torneo, nos queda hablar de los equipos que estarán en la repesca olímpica, y que podrían llegar a estar en Londres’12. La República Dominicana fue tercera en un gran Torneo. La adquisición de Calipari como seleccionador le ha dotado de bases que antes podían faltar en su “alocado” juego. Al Horford ha sido la gran estrella de este combinado, promediando 19 puntos y 9.2 rebotes. Referencia y que sacaba las castañas del fuego cuando era necesario, el de los Atlanta Hawks ha demostrado una vez más ser un superclase. Faltó algo de Francisco García y de Charlie Villanueva, algo irregulares. Dominicana tiene en estos tres jugadores una base importante para poder acceder por primera vez a unos Juegos Olímpicos.

Tras ellos, como cuartos clasificados, Puerto Rico. Un clásico entre los clásicos del mundo latino que estuvo a punto de engrandecerse más en las semifinales que perdieron por 2 puntos ante Argentina. Carlos Arroyo (15 p y 3.7 as) y J.J. Barea (11.7 p y 4.2 as) movieron al equipo a sus anchas y estuvieron fantásticos. Interiormente, Daniel Santiango estuvo bastante correcto, aunque sus problemas físicos le mermaron de nuevo, y Renaldo Balckman mostró su potencia y trabajo, aunque se perdió en sus locuras y tuvo muchos encontronazos. Tras la cita mundialista del pasado verano donde quedaron en una triste 18ª posición, los boricuas lo han dado todo y se han quedado a las puertas de un billete directo a los Juegos Olímpicos, donde faltaron en 2008. Capacidades tienen para conseguirlo en la repesca.

Y el quinto clasificado, equipo que también estará en la repesca ha sido Venezuela. Greivis Vásquez ha sido el abanderado de una selección que ha mezclado a la perfección la veteranía de hombres como Óscar Torres o Hector Romero, con el desparpajo del escolta David Cubillán (13.1 puntos), la planta en la pintura de Gregory Echenique (6.1p y 4.1 r), y el trabajo del pívot Windi Graterol. No hay duda que falta un escalón para poder alcanzar a los 4 grandes, pero la vinotinto está de enhorabuena, ya que optar a unos Juegos Olímpicos, torneo en el que sólo participaron en Barcelona’92, y con esta plantilla, habla bien de su trabajo en el baloncesto de formación.

Finalizó así el Torneo Preolímpico, sin sorpresas, pero con una Canadá que estuvo muy cerca de lograr cosas importantes, con muchos nombres a tener en cuenta y con mucho espectáculo en un pabellón que vibró con el buen baloncesto latinoamericano.

  Compartir en Facebook
Fecha | 12.09.2011 10:40

Recomendamos