Cleveland Cavaliers

El banquillo de los Cavs desapareció en las Finales

el

Deron Williams y Tyronn Lue, Cleveland Cavaliers

Las Finales 2017 de la NBA han terminado con el anillo para Golden State Warriors. Los de la Bahía han ganado por 4-1 tras una eliminatoria en la que Cleveland Cavaliers apenas ha podido competir, debido al potencial ofensivo de los Warriors.

Estas Finales han demostrado que LeBron James y Kyrie Irving no pueden ganar solos el campeonato. Ambos volvieron a ser los mejores de su equipo, con esporádicas ayudas de Kevin Love y JR Smith. El otro jugador del quinteto titular, Tristan Thompson, se ha convertido en secundario en esta eliminatoria.

El principal problema de los Cavs está en el banquillo. Solo 4 jugadores suplentes participaron en el partido, consiguiendo 7 puntos de los 120 que hicieron los de Tyronn Lue. El protagonismo de los jugadores suplentes en ataque es mínimo, no solo son los puntos conseguidos, sino los lanzamientos realizados. Ni Deron Williams ni Iman Shumpert lanzaron a canasta en los minutos que estuvieron en la pista. Llamativa también fue la no presencia de Channing Frye una vez más en todo el encuentro, un jugador que ha sido crucial en la rotación de los de Ohio.

Tras la derrota, LeBron analizó en rueda de prensa la actuación de sus Cavs. “No somos un superequipo”, dijo LeBron tras la pregunta sobre la actuación de la plantilla. Dejando claro así que el fondo de armario es insuficiente para poder competir contra uno de los mejores Golden State Warriors de la historia.

El potencial del quinteto titular de Cleveland no fue suficiente para ganar su segundo anillo de campeón de la NBA consecutivo. Los Cavs deberán reforzar su plantilla si quieren poder competir los 48 minutos contra los Warriors. Cuando LeBron e Irving no están en pista, la anotación del equipo baja notablemente. Y frente a unos Warriors que no paran de anotar en ningún momento se necesita mantener el nivel en todas las jugadas.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU