NBA

Carrera contrarreloj

el

Kevin Durant./ Getty Images

Tras una gran temporada pasada, donde consiguieron 59 victorias, con Kevin Durant coronándose MVP y con un gran papel en playoffs donde lograron alcanzar las Finales de Conferencia, cayendo contra unos San Antonio Spurs campeones a la postre, la temporada 2014-2015 se preveía como la definitiva para lograr un campeonato que se les escapó en 2012 cuando el Big Three de Miami Heat se alzó con su primer Larry O’Brien.

El pasado verano las dos estrellas de Oklahoma City Thunder renunciaron a representar a su país en el Mundial de España, al no estar en perfectas condiciones físicas ni mentales. Además la grave lesión que sufrió Paul George acabó de echar para atrás a ambos. Esto les sirvió para descansar y comenzar el nuevo curso con las pilas totalmente cargadas. Pero el destino les tenía guardado una mala pasada, como si de repente el karma les devolviese esa renuncia a enfundarse la camiseta de Estados Unidos en forma de lesiones. El actual MVP sufrió una fractura del quinto metatarsiano en su pie derecho antes del inicio de la temporada, que le obligó a perderse los primeros 17 partidos, a los que sumó algunos más por diversas molestias. Mientras que el eléctrico base se rompió el quinto metacarpiano de su mano derecha al poco de iniciarse la regular season que le mantuvo un mes alejado de las canchas. A todo esto había que sumarle otras bajas de jugadores que habían asumido un mayor rol como: Reggie Jackson, Anthony Morrow o Perry Jones. El Thunder llegó a disputar algún partido con solo 7 jugadores disponibles y cosechaban derrota tras derrota.

Si una mala semana se paga cara en el Oeste, imagínense cinco, que son las que debieron jugar los de Oklahoma City sin sus dos pilares. El inicio de campaña dejó a los de Scott Brooks lejos de alcanzar puestos de playoffs, una meta que se daba más que hecha a priori, pero que con el altísimo nivel de los equipos de esa Conferencia se podía convertir en una quimera.

Volvió Westrbook en plan superhéroe, y a los días volvió Durant, pero la maquinaria seguía sin engrasarse, se había perdido demasiado fuelle y tocaba remar a contracorriente. Lograron hacerse con los servicios del díscolo Dion Waiters y el nivel de sus dos estrellas fue aumentando paulatinamente. El 2015 ha empezado bien para unos Thunder que ya tocan el octavo puesto con la yema de los dedos y que mandan un aviso al resto de la liga, que nadie les de por muertos y que nadie dude que estarán en `post-temporada’, esta carrera a contrarreloj ya la han vencido.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU