Boston Celtics

Chicago Bulls deja atrás las rencillas

el

Dwyane Wade y Rajon Rondo, jugadores de Chicago Bulls

Cuando Chicago Bulls logró reunir a Rajon Rondo y a Dwyane Wade junto a Jimmy Butler, muchos se preguntaron hasta dónde sería capaz ese particular ‘Big Three’ de llevar al equipo. Mimbres había, pero faltaba ver cómo conectaban tres líderes natos en una situación nueva para todos ellos. El curso de la temporada dejó claro que el experimento había fallado, con varias disputas internas como pruebas fidedignas. La plantilla se dividió, con Wade y Butler por un lado y Rondo y el resto de jugadores por el otro.

Los dos primeros cargaron contra sus compañeros en la racha negativa de resultados que el equipo encadenó en enero. Lo hicieron de forma pública, directamente ante los medios, y eso al base no le gustó nada. Los jóvenes de los Bulls señalaron al ex de Miami Heat, al que acusaron de falta de implicación y Rondo tampoco se quedó callado. El vestuario era un polvorín y, para colmo, el ex de Boston Celtics no mantenía una buena relación con el técnico Fred Hoiberg.

Lejos de las expectativas generadas en verano, los Bulls lograron la clasificación para los playoffs in extremis y como últimos de la Conferencia Este. Sin embargo, la veteranía de Wade y Rondo que meses atrás había sido motivo de disputa en el equipo se ha convertido ahora en su mejor aliado. Los Bulls han dejado atrás sus rencillas internas y han conseguido llevarse el 0-2 del pabellón de unos Boston Celtics que apuntaban a lo más alto esta postemporada.

Es cierto que los Celtics pueden haber acusado el desgaste psicológico de su estrella, Isaiah Thomas, tras la muerte de su hermana horas antes del Game 1. No obstante, el base ha sido precisamente el mejor jugador del equipo en estos dos encuentros. Mientras tanto, los tres ‘machos alfa’ de los Bulls han dado un paso al frente. “Habíamos vivido adversidades y eso es lo que nos ha hecho estar más unidos y ser más fuertes”, dijo Wade tras el segundo choque.

Una de las claves de los Bulls ha sido la mejoría de Rondo respecto a una gris regular season. El base ha mejorado en todos los apartados estadísticos y, por ahora, ha sido uno de los factores diferenciales. Para Wade, la competitividad de Rondo es crucial para el equipo y él ya sabe lo que es sufrirla como rival: “Le odiaba como competidor, pero eso supone respeto. Cuando jugábamos contra sus Celtics, conocía todas nuestras jugadas. Ensuciaba la primera opción y sabía también la segunda. Para Butler y para mí es importante tener a alguien tan concentrado, nos da un plus. Es clave cuando tienes un base como él que controla todo el partido. Es tan bueno”.

Llegó el momento serio de la temporada y los veteranos del equipo han respondido de la mejor manera posible. Ya nadie habla de los temas extradeportivos, solo de unos Bulls que han dado la campanada en la cancha del campeón de la Conferencia Este. Ahora solo queda saber si mantendrán el nivel en la pista.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU