Cargando Cargando...

Chris Bosh ejerce de jefe ante los Chicago Bulls

Chris Bosh (Heat) encara el uno contra uno ante Noah, pívot de los Bulls./Getty Images 

MIAMI HEAT 96 – CHICAGO BULLS 85 / Serie: 2-1
Estadística completa

Recuperar a uno de tus mejores soldados cuando la batalla se recrudece es casi una victoria. Los Heat ganaron el tercer asalto de la final de Conferencia porque volvieron a demostrar que quieren ser campeones por encima de cualquier cosa. Están siendo el equipo con más pasión de todos estos playoffs y el que puede reventar un partido en menos de un minuto. Si a eso le sumamos una grada entregada de verdad, el combinado es casi perfecto.

Los Heat volvieron a dejar sin respiración a los Bulls a base de una defensa casi diabólica. Derrick Rose estuvo bien pero firmando números que ya quisiera cualquier mortal, pero que para él no son dignos (20 puntos y 5 asistencias). Muy bien estuvo Boozer y guerrero Noah, y también Gibson con 11 puntos.¿Y los demás? (Escribiendo mal y siendo mundano) se “cagaron”. Así de claro. La presión ambiental y el hecho de que el partido significaba demasiado, borró del mapa a los secundarios que tan bien han funcionado en los Bulls.

La noticia fue el resurgimiento de Chris Bosh. Numéricamente un partido para enmarcar con 34 puntos y 5 rebotes, pero lo bueno para los Heat es el pensar que han recuperado para la causa al miembro menos querido del Big Three. Criticado por su juego, por su debilidad mental, parodiado en casi todo el territorio USA, Bosh ha sufrido esto durante toda la temporada. Y lo seguirá sufriendo por su condición de secundario elevado a estrella. Sin embargo, la única manera que tiene para callar bocas durante un tiempo es firmar partidos como éste. Ha llegado a frustrar a algunos jugadores de los Bulls. Bosh tuvo, por fin, su gran noche como jugador de los Heat. Sirvió para sumar una segunda victoria que transforma completamente la eliminatoria y deja contra las cuerdas a los Bulls.

Un quiero y no puedo
La sensación al final del partido es que Lebron y Wade y compañía van a eliminar a los Bulls. Por actitud propia y por lenguaje corporal del rival. Ver correr a Deng o luchar a Bogans por un balón suelto te deja en la mente un pensamiento: “sí pero no”. Si a eso le sumamos que Rose no estuvo del todo a su nivel, te encuentras a un buen equipo sin más porque lo que hace que los Bulls hayan sido casi imbatibles hasta hace poco ha sido una fe tremenda, un corazón enorme, Rose y una implicación extrema del resto. Si uno de estos factores falla, pierden. Y si el rival son los Heat, se pierde más.

LeBron tiene ante sí una oportunidad de oro para ser campeón. Los Heat tiene ganado el factor cancha y el billete para las Finales casi comprado. Pero no se debe relajarse en este tipo de misiones. Un error se puede pagar muy cara. Los Bulls lo están teniendo y lo están pagando. Se espera reacción pero a lo mejor ya es demasiado tarde.

Un dato para terminar: los Heat son el único equipo que no ha perdido en casa durante estos Playoffs 2011.

LOS MEJORES

  MIAMI CHICAGO
PUNTOS Bosh 34 Boozer 26
REBOTES Wade 9 Boozer 17
ASISTENCIAS James 10 Noah 6

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Chicago Bulls

Continúa la conversación: Foro de los Chicago Bulls

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

Continúa la conversación: Foro de los Miami Heat

  Compartir en Facebook
Fecha | 23.05.2011 05:45

Recomendamos