Milwaukee Bucks

Colores, potencias y virtudes

el

Jabari Parker y Giannis Antetokounmpo./ Getty Images

El círculo cromático de colores surge de la mezcla entre los tres colores principales: amarillo, cian y magenta, de donde nacen tres colores secundarios. De la mezcla de los secundarios, con los primarios, aparecen hasta seis combinaciones más, nombrados colores terciarios. Lo que es denominado como color complementario son dos colores etimológicamente opuestos. Por ejemplo, un secundario, creado a base de dos primarios, se complementa con el color primario restante, el que no le constituye.

Alguien que bien me conoce relacionó los colores de las equipaciones, con la combinación de colores complementarios, algo en que jamás me había fijado. Amarillo-púrpura, Los Angeles Lakers; azul-naranja, New York Knicks; rojo-verde, Milwaukee Bucks. Todos los equipos, además, tienen la clásica elástica de color blanco, y del blanco, el rojo y el verde, aparte de los Bucks, me viene a la cabeza San Juan de la Cruz, religioso poeta místico del renacimiento español.

San Juan decía: “la milicia, contra la malicia del mundo”. Hablaba de armarse con las virtudes. La virtus, como valor, coraje. En su obra destaca un tridente de conceptos: colores, potencias y virtudes. Divididos, cada uno, en tres más, los cuales vienen de perlas para hablar de los Bucks.

Los colores, van asociados con las virtudes; éstas son caridad (rojo), esperanza (verde) y fe (blanco). Caridad es la que tuvo antaño el nombre de una franquicia tan histórica como la de Milwaukee. La moraleja es clara. Después de jugadores como Oscar Robertson, o Kareem Abdul-Jabbar, no todas las épocas pueden ser de vacas gordas. La esperanza, como algo que no se debe perder, y el aficionado buck lo sabe. Giannis Antetokounmpo y Jabari Parker llenan de esperanzas al equipo. Y, en cuanto a la fe… ¿Quién les veía a principio de temporada como aspirantes a playoffs? Bien pocos. Seguro.

Entonces, sólo falta hablar de las tres potencias: entendimiento, memoria y voluntad. Figurada y respectivamente, entendimiento, es comprender. Hay que ser conscientes de la condición del conjunto, conscientes de la conferencia en la que juegan. Memoria, de los grandes que han pasado por la franquicia, memoria de los años de penurias y, también, de la campaña pasada. Voluntad, en cuanto a que querer, es poder, y a priori, demuestran quererlo. Sin que nadie lo imaginara, sin tampoco hacer demasiado ruido, han empezado la temporada regular de la mejor manera posible colocándose en las posiciones más altas de la tabla. A ver cuánto tiempo serán capaces de mantener este mismo nivel. En suma, está claro que han seguido, inconscientemente, lo que sugería San Juan, vestirse de virtudes y despojarse del concepto de intelecto.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU