Cargando Cargando...

Crisis… ¿Qué crisis?

Pau Gasol saludo a los aficionados desde el túnel de vestuarios del Staples Center./ Getty

Muchos aspectos diferencian a la NBA del baloncesto europeo. La crisis también. Puede parecer de perogrullo esta sentencia, pero -en la recta decisiva de la competición- mientras aquí hablamos a partes iguales de juego y crisis, allí se aparca por completo en pos del espectáculo. Una vez tengamos campeón en la NBA ya habrá tiempo de analizar la repercusión económica de esta temporada reducida a 66 partidos.

A estas alturas de la película pocos se acuerdan de una de las cifras más impactantes desde que comenzó el cierre patronal. Las franquicias de la NBA declaraban unas pérdidas de 300 millones de dólares -al margen de las acumuladas durante la vigencia del anterior convenio-, lo que sumado a las que provocaron la cancelación de más de mes y medio de competición da como resultado una cifra mareante. Dejo el capítulo pérdidas televisivas al margen, por bien de nuestra salud.

Carpetazo a la regular season y bienvenidos al espectáculo de los Playoffs. ¿Y quien se acuerda de la crisis en la NBA? Nadie, o casi nadie, al menos públicamente.

Actuaciones como la de LeBron y Wade ayer en Indianápolis, la clasificación de los Spurs para la final del Oeste y los tumbos de Lakers en su semifinal contra los Thunder eclipsan la crisis.

Mientras en Europa, a la par que Olympiakos se proclamaba campeón de Europa, los rumores tenían las patas tan largas que ya se desguazaba no sólo al equipo de El Pireo si no también a su eterno rival, Panathinaikos.

Y capítulo aparte para lo que ocurre en España. Y no me refiero sólo a las que son más conocidas por todos y que mantienen en vilo a muchos equipos de cara a la próxima temporada. ¿Conseguirá Canarias el dinero para pagar el canon? ¿Obradoiro completará la ampliación de capital? ¿Pueden los equipos que disputan el playoff de ascenso de LEB jugar en ACB el año que viene?

Ayer, sin ir más lejos, se hablaba casi tanto del pase del Real Madrid a semifinales después de apear al Banca Cívica como de la posible reducción del presupuesto del conjunto sevillano (podría reducirse en un 18%) no sé sabe si para la campaña 2012-13 o para la 2013-14. Quieren seguir progresando, pero aún no saben si tienen guita para renovar al entrenador sin meter la tijera en su ficha de manera significativa. No es este un caso aislado, solo un ejemplo de lo que pasa aquí y allá.

¿Gestionamos tan mal la crisis que ensombrece el show del parquet? ¿No somos capaces de esconder la crisis hasta el fin de la competición?

Podríamos hacernos “el longui” y a la pregunta de ¿hay crisis? Responder, ¿qué crisis? También para esto hay que ser un maestro, y en la NBA lo son.

@pilarcasado

  Compartir en Facebook
Fecha | 21.05.2012 16:59

Recomendamos