NBA

Cuadernos de Basket encara su tercer año como publicación

el

Cuadernos de BasketCOMPRA DE EJEMPLARES Y SUSCRIPCIONES EN WWW.CUADERNOSDEBASKET.COM

En Cuadernos de Basket encaramos un nuevo ciclo, un nuevo año, el tercero de nuestra existencia. Una existencia de entregas trimestrales, que como un pinball hemos ido tocando de forma aleatoria todos los vértices de la historia del baloncesto y han ido salpicando nuestras páginas los recovecos más recónditos, conocidos, homenajes y vivencias personales. Pero sobre todo, en Cuadernos de basket, hemos ido a la caza de historias fascinantes buscadas con lupa. O plasmar lo que hubo detrás del telón en las más conocidas, las que marcaron el devenir de nuestro deporte.

Hicimos una concienzuda exposición de los primeros brotes de baloncesto en España, anteriores al padre Millán, oficialmente el personaje que trajo el juego del ‘basquet-bol’ a estas fronteras. De aquellos primeros balones y las primeras canastas, volamos hasta el mítico Rucker Park. Volando como el protagonista al que seguimos, Kevin Durant, que dio toda una exhibición durante su periplo de lockout NBA en el mítico parque neoyorquino. Una aparición que sigilosamente se fue anunciando, de boca en boca, donde nuestro privilegiado corresponsal sí fue informado como para estar allí, como para seguir jóvenes mitos de la calle y pequeños gimnasios, como Lance Stephenson. Buceamos hasta los primeros flashes del segundón más mítico de la historia, Wilt Chamberlain, para ir a la raíz de aquella negra etiqueta desde su etapa universitaria en Kansas de no ser un ganador, que fueron grabando a fuego posteriormente Boston Celtics, New York Knicks y su archienemigo deportivo, Bill Russell. Lo encumbramos en los éxitos, en los fracasos… y en extrañísimos trabajos veraniegos, sirviendo incluso como camarero. Mitos pasados, mitos presentes. Lebron James es ya un espectáculo desde la misma taquilla del sacrosanto templo del vestuario. Rodeado y agasajado, a la vez que relajado y receptivo. En la era de tupidas redes de comunicación en nuestro planeta, donde cualquier gesto es expuesto en cualquier rincón del mundo, Lebron muestra su majestuosidad con naturalidad. Lo reflejamos en su momento.

Aterrizamos en vuestras casas con aquella ‘Noche negra del Pájaro’, contándoos que las grandes leyendas, como Larry Bird, tienen borrones. Como nos resarcimos con la ‘Noche plena del Pájaro’. Pero en Cuadernos de Basket os contamos por qué y todo lo que hubo alrededor de esas noches, de esos momentos. Como lo que hubo en torno del equipo más mítico de la historia del baloncesto: el Dream Team. Su huella en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 fue imborrable y con total seguridad marcó un antes y un después en la historia del baloncesto. Su testigo fue tomado después, en una época diferente, en unos Juegos diferentes, por el Redemption Team que representó a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Su oro vino forjado por una mentalidad que partía de la humildad y el respeto al resto de selecciones. En Cuadernos de Basket explicamos aquel proceso, de cómo Kobe Bryant, Lebron James y Dwyane Wade tuvieron que memorizar las habilidades de tipos a los que tenían que derrotar como meta, no mirar por encima del hombro.

Cuadernos de Basket

Para Estados Unidos, overseas ha sido un mundo que han debido conquistar nuevamente. En él había cabida para países que les arrebataron triunfos como el de la Argentina de Atenas 2004, llegando a una época dorada que se expuso muy a las claras en nuestras páginas desde su creación de su Liga Nacional a mediados de los 80, y lo que fue antes su baloncesto, incluso desde protagonistas españoles, como ya reflejamos en una increíble historia familiar. Equipos respondones como Nueva Zelanda, milagro deportivo en unas semifinales mundialistas en 2002, cuyos protagonistas nos contaron cómo se puede alcanzar la élite partiendo desde las antípodas, no solamente las nuestras geográficamente, sino desde el punto de vista del baloncesto de élite.

En España y su baloncesto, durante estos dos años de existencia, nos hemos parado en numerosas ocasiones. Historias cercanas que muchos vivimos en primera persona como aficionados. Uno de los internacionales españoles más emblemáticos como Carlos Jiménez, nos hizo balance a su carrera. Juan Carlos Navarro recientemente nos recordó la suya, así como Carmelo Cabrera remontándose 30 y 40 años. Y nos paramos en capítulos para todos presentes o no tan conocidos, para plasmar lo que hoy día es un sello de identidad de nuestro orgullo y que brilla en la NBA en este siglo XXI. Para llegar a los logros de Pau Gasol, hubo un Real Madrid que hace más de 50 años cruzó fronteras hacia la Unión Soviética por primera vez, en busca de sus Copas de Europa que pusieran a España en el mapa internacional, recuperando así una historia nuestra interrumpida durante la Guerra Civil que aquí también contamos. De cómo la élite NBA se asomó y decidió aterrizar en la capital de España, con el fichaje del laureado George Karl por el Real Madrid o Ralph Sampson en Málaga. Se hizo una fantástica exposición de unos soñadores que buscaban para la selección española femenina el éxito en los Juegos de Barcelona’92, transformando el equipo nacional en club que compitiese en la Liga, algo inédito. No se llegó a la dorada orilla en la cita olímpica, pero sí con retraso, un año más tarde, vino el oro de Perugia.

Cómo la ACB nació soplando hacia el camino del éxito con los primeros vientos de un tal Kevin Magee en Zaragoza que sembró la ilusión en una ciudad y en todas nuestras canchas. De cómo Estudiantes llegó a una Final Four de Euroliga y un equipo segundón en los ochenta, el Tau Cerámica, se hizo grande en los noventa.

En Cuadernos de Basket nunca faltamos a las grandes citas, a sus efemérides. Una de las más importantes se cumplió no hace mucho con el 20º aniversario de la muerte de Drazen Petrovic. Para muchos, el más grande. Para aquel fatídico mes nos pusimos manos a la obra en un especial, charlamos con su amigo del alma desde la infancia, el hoy entrenador Neven Spahija, hablamos con sus ex compañeros, reflexionamos sobre su irrupción, dejamos sangrar la herida que hoy día sigue sin estar cerrada. Eso sí, al menos buscamos la tirita de una portada con su enorme sonrisa, la que brindaba cuando ganaba, que era casi siempre.

Para contenidos especiales, hemos echado la vista a Italia, la Italia que parecía la NBA europea, en sus días de vino y rosas. De sus equipos punteros, de las estrellas como Marvin Barnes o ‘la libélula’ que arrebató la primera Copa de Europa al Barça, aquel mítico Larry Wright.

También explicamos la caída tan abrupta de su Pallacanestro. Siguiendo con mitos, bajo los ojos como testigos de dos grandes leyendas, Dragan Kicanovic y Drazen Dalipagic, radiografiamos la década de los 70 en el baloncesto yugoslavo en una magnífica serie de cuatro entregas. Una fábrica de estrellas que brilló en todo el planeta y que fue el preludio de los éxitos de los jugadores y clubes de aquel extinto país. La NBA vive hoy con algunos de sus productos como partes importantes de la baraja con la que juegan.

Cuadernos de BasketLa NBA siempre, siempre fue parte del mobiliario de Cuadernos de Basket. Michael Jordan y su año de récord, Julius Erving y sus últimos días en la ABA, el origen de reglas como la línea de tres puntos, intrínsecamente USA, Magic Johnson y los equipos que nunca pudieron ficharle… Asomamos la cabeza a todo aquello que es NBA y no es su temporada. Se hicieron brillantes exposiciones sobre lo que significan el campamento de Pete Newell para los jugadores de la gran liga durante los veranos, así como el Summer League de Las Vegas. Bajo maestros y testigos directos, dibujamos el perfil de David Stern, el creador de este emporio económico y deportivo llamado NBA, que rinde beneficios a multitud de marcas deportivas, cuya batalla por las estrellas, también contamos aquí.

Todo esto, en Cuadernos de Basket lo hemos contado de manera pausada, meditada, estudiada e investigada. Sin mirar el espacio ni el tiempo que nos ocupe, sin rellenar con historias intrascendentes. Buscando la esencia de las batallas deportivas, de las personas, de las peculiaridades en sus historias. Cómo Bozidar Maljkovic intenta reivindicar 20 años después, que la machada con el Limoges para quedar campeón de Europa con ellos, nunca fue el inicio de un baloncesto, sino el éxito de los modestos. A corazón abierto. Como nuestra entrevista a un erudito como Alfred Julbe reflexionando sobre la situación actual de nuestro deporte. Esto es lo que hemos intentado plasmar en las 250 páginas aproximadamente que completan nuestros ejemplares. Pararnos en algunos resultados históricos, señalarles con el dedo, subrayarles y cerrar el libro, para empezar a desarrollar y traducir esos fríos números en historias. Y así comienza un cuento.

Antonio Gil, Miguel Ángel Paniagua, Dani Barranquero, Jordi Plà Comas o Lalo Alzueta entre nuestros colaboradores. Acompañando al equipo que escribimos habitualmente. Y ésta es y será nuestra filosofía: la de divertir, la de entretener, la de despertaros la curiosidad por conocer y disfrutar de este deporte también desde el papel, que en algunos casos, oculta polvorientos cofres en desvanes, que piden a gritos silenciosos ser descubiertos. La de leer baloncesto. La de coleccionar baloncesto. En 15 capítulos trimestrales. En cuatro entregas anuales. En nueve portadas que presentan nuestra trayectoria: Larry Bird, Lebron James, Magic Johnson, Lolo Sáinz, John Pinone, Drazen Petrovic, Julius Erving, Juan Carlos Navarro y la última, por ahora, de Larry y Magic. Nuestra presencia.

Nuestras portadas. Papel, tapas y lomo como forma de engalanar una estantería, como forma de distraer con buena lectura, con una publicación diferente. Este es el propósito de Cuadernos de basket y estas son nuestras armas para llegar a todos vosotros.

COMPRA DE EJEMPLARES Y SUSCRIPCIONES EN WWW.CUADERNOSDEBASKET.COM

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU