Wade impone su ley en Miami

Bandeja de Dwyane Wade, el mejor de los Heat en el primer partido de las Finales./Getty Images

MIAMI HEAT 92 – DALLAS MAVERICKS 84 / Serie: 1-0
Estadística completa

Los Heat de Miami ya mandan en las Finales de la NBA. Golpe de autoridad de los de Florida que derrotaron por 92-84 a los Mavericks de Dallas al ritmo de Dwyane Wade. `Flash’ Wade, bien secundado por LeBron James (24 puntos y 9 rebotes) y Chris Bosh (19+9), fue el mejor del ‘Big Three’ al anotar 22 puntos, capturar 10 rebotes y repartir seis asistencias. El segundo partido de esta gran final por el anillo –serie prevista al mejor de siete- se jugará el jueves de nuevo en Miami.

Todo apuntaba a una batalla que se jugaría sobre un tablero de ajedrez. Los peones defensivos de los dos equipos estaban en el quinteto inicial con la misión de bloquear los movimientos ofensivos de las estrellas rivales. Así, DeShawn Stevenson era el encargado de seguir cada paso de LeBron James; mientras Joel Anthony se esforzaba en desdibujar la versatilidad ofensiva del alemán Dirk Nowitzki. Estas asignaciones individuales bloquearon el ritmo anotador del partido, un choque que comenzó con bajísimos porcentajes en el lanzamiento exterior. Un pobre 29% en tiros de campo exhibían las estadísticas de ambos equipos al final el primer cuarto.

En esos 12 primeros minutos, que finalizaron con ventaja de un punto para los Mavs (16-17), los visitantes vivieron de los tantos anotados desde posiciones exteriores y salvando las imprecisiones que repetían con alarmante regularidad. Por su parte, a los Heat se les atragantó una defensa zonal que les plantó Rick Carlisle, entrenador de los de Dallas, al que no pasó desapercibido que al rival les falta un timón que lea con criterio ciertas situaciones defensivas como ese dibujo zonal 2-3. Ante este reto, el ‘Big Three’ de Florida suministraba de (escasos) puntos a los locales. LeBron, Wade y, sobre todo, Bosh –excepcional su trabajo dentro de la pintura- eran los únicos que anotaron en los primeros 14 minutos, fue ese el momento en que Mike Miller acertaba con un triple con el que los Heat se colaban por delante (21-20).

Salió JJ Barea a la pista para dar descanso a Jason Kidd y fue el puertorriqueño el que rompería la maldición de los Mavs al anotar la primera canasta de su equipo dentro de la zona del rival. Habían pasado 16 minutos sin un solo punto de los visitantes en el juego interior y aún así los Heat no conseguían dominar. Fue Mario Chalmers el que soltó la muñeca y dio un empujón al tanteador de los de Miami, que lograron una máxima ventaja de 4 puntos (30-26) en el minuto 19. Un marcador muy por debajo de los parámetros que prometía un partido con mayor alegría ofensiva al contar estas finales con jugadores a los que les sobra talento, puntería y voracidad anotadora.

Dirk Nowitzki es uno de ellos y así lo demostró en una sensacional ráfaga ofensiva antes de alcanzar el descanso. Siete de puntos del alemán en poco más de dos minutos, que remataron Marion –excelente en el segundo cuarto- con una canasta de dos y un acertado Terry con un triple para que los Mavericks se fueran al vestuario con 43-44 al descanso.
El arreón de los Mavericks nada más comenzar el tercer cuarto fue seco –parcial de 0-7- y provocó que Erik Spoelstra, entrenador de los Heat, se viera obligado a solicitar tiempo muerto dos minutos después de haber regresado del vestuario (43-51, min. 26). Dallas se propulsó metiendo una marcha más en ataque. Por fin exhibían ese contraataque tan temido por sus rivales.

D-Wade tomó el mando
La defensa de Miami volvió a regular su balance defensivo y frenó la temida velocidad de su rival en la lucha por el anillo. Además, Dwyane Wade, apagado durante los dos primeros cuartos, lució galones de campeón y los Heat fueron recuperándose de ese golpe en la mesa que dieron los Mavs de salida (57-57, a 2:40 minutos para el final del tercer cuarto).

Un triplazo sobre la bocina de LeBron James certificó un parcial de 22-10 con el que los Heat recuperan el mando por 65-61 a doce minutos del final. Los de Dallas habían pasado de dominar a contagiarse del ritmo pausado que también se adapta al juego de los Heat y de sus “Beach Boys”.

La defensa de los Mavericks perdió el grado de concentración que debe exigirse a un equipo que pretende luchar por el anillo. Sin intensidad y carentes de concentración, los Heat fueron ganando metros según se acercaba el final del primer asalto de estas Finales (72-66, a 8:10 para el final). El rebote era de los de Miami y si a este equipo le ofreces segundas opciones en ataque los de Florida no suelen desaprovechar los regalos rivales.

Dwyane Wade zanjó el partido en un minuto extraordinario. Primero colocó un tapón a Shawn Marion y, a continuación, remato su brillante acción defensiva con un triple que le daba nueve puntos de ventaja a los Heat a poco más de tres minutos del final. “Flash” levantaba al público de sus asientos y empujaba a sus compañeros a seguir con el espectáculo camino del primer punto de las finales. Los Mavs no se levantaron de la lona por mucho que Nowitzki, máximo anotador del partido con 27 puntos- reclamara los balones en ataque. Miami firmaba con autoridad -por 92-84- el primer punto de las Finales.

LOS MEJORES

  MIAMI DALLAS
PUNTOS James 24 Nowitzki 27
REBOTES Wade 10 Marion 10
ASISTENCIAS Wade 6 Kidd 6

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

  Compartir en Facebook
Fecha | 01.06.2011 06:16

La Final por Trecet y Daimiel

Antoni Daimiel y Ramón Trecet, en la redacción de basket4us.com

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

  Compartir en Facebook
Fecha | 31.05.2011 16:24

Terry envía un mensaje en forma de tatuaje

Jason Terry (Dallas Mavericks)./ Getty Images
Jason Terry se ha puesto su propia condición para motivarse a sí mismo contra Miami Heat. Si Dallas Mavericks pierde las finales se quitará el tatuaje que lleva desde el principio de esta temporada en el interior de su bíceps derecho.

¿Por qué? Tiene su propia historia. El 19 de octubre de 2010, un día antes de un partido de pretemporada contra los Orlando Magic, el escolta DeShawn Stevenson reunió a todo el equipo en una casa que tiene en Orlando y llevó a su chef y a su tatuador personal.

Stevenson tiene tatuajes en el pecho, cuello, brazos, cara e incluso varias perforaciones, pero lo que vio hacerse a su compañero de equipo Jason Terry era inconcebible por entonces. Terry pidió al tatuador que le grabara en su brazo derecho el trofeo Larry O’Brien, otorgado a los campeones de la NBA.

Sin haber empezado la temporada nadie se hubiera imaginado ver a Dallas en la final… “Todos se rieron y pensaron que era una broma”, sentenciaba Terry.

Jason Terry (Dallas Mavericks)./ Getty Images

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

  Compartir en Facebook
Fecha | 30.05.2011 23:28

El foco en las Finales 2011

Nowitzki y Wade se saludan antes de uno de los partidos de las Finales del 2006 entre los Mavs y los Heat./Getty Images

Los Heat de Miami y los Mavericks de Dallas reeditan en este 2011 las Finales del 2006, eliminatoria que se llevaron los de Florida por 4-2 tras remontar el 0-2 en contra inicial. Han pasado cinco años y la lucha por el anillo de este curso –que levantará el telón en la madrugada del martes 31 de mayo al miércoles 1 de junio- se recrudece con dos equipos en forma que alcanzan la batalla final con toda una legión de estrellas que luchan por el mismo objetivo: el título de la NBA.

Las series finales de la NBA se disputan –como el resto de eliminatorias de playoffs- al mejor de siete partidos, si bien el formato varía y -con ventaja de campo para la franquicia de Florida- se transforma del 2-2-1-1-1 dibujado en el cuadro de playoffs hasta la finales de Conferencia al 2-3-2 a partir de ahora en que está en juego el preciado anillo que reciben los campeones.

Los dos primeros partidos se jugarán en Miami. Estas son las fechas y correspondientes horarios de las Finales 2011:

FINALES NBA 2011

Partido Fecha Hora E.T. Hora peninsular (+6 horas)
Miami – Dallas Martes 31 mayo 21h00 03h00
Miami – Dallas Jueves 2 junio 21h00 03h00
Dallas – Miami Domingo 5 junio 20h00 02h00
Dallas – Miami Martes 7 junio 21h00 03h00
Dallas – Miami * Jueves 9 junio 21h00 03h00
Miami – Dallas * Domingo 12 junio 20h00 02h00
Miami – Dallas * Martes 14 junio 21h00 03h30

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.05.2011 13:41

‘The Matrix’ se estrena en la pequeña pantalla

Shawn Marion, alero de Dallas Mavericks./ Getty Images

Shawn Marion jugará sus primeras finales de la NBA y quiere dejar constancia de ello. Como si no fuera suficiente presión llegar hasta ahí, el alero de los Dallas Mavericks se someterá al seguimiento de las cámaras. Marion se ha propuesto rodar un reality show a la vez que se enfrenta, posiblemente, a Miami Heat.

‘The Matrix’, como le apodan en la NBA, ha llamado provisionalmente al programa ‘Las mujeres en mi vida’ y tratará sobre las mujeres más importantes de su día a día, incluidas su madre, sus hermanas y su publicista.

Una de las mujeres más importantes de su vida es su hermana gemela Shawnett, mide 1.82 metros (seis pies) de altura y es capaz de hacer mates.

El relity se grabará en una mansión de Dallas de más de 4.000 metros cuadrados (14.000 pies cuadrados).

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

  Compartir en Facebook
Fecha | 26.05.2011 21:51

Los Mavs reinan en el Oeste

Nowitzki, con el trofeo que acredita a los Mavs campeones de la Conferencia Oeste./Getty Images

DALLAS MAVERICKS 100 – OKLAHOMA CITY THUNDER 96 / Serie: 4-1

Estadística completa

Cinco años de penitencia; cinco intentos de estar en la fiesta más importante de la NBA. Miedos, fantasmas, el hombre del saco… Pero fuera lo que fuera, los Dallas Mavericks ya lo han superado. Con su victoria de anoche son (100-96) ya los primeros finalistas de la NBA y esperan enfrentarse a un rival digno (porque durante esta postemporada ningún equipo les ha puesto en apuros).

Los Mavericks ganaron la final de la conferencia Oeste a unos Thunder Demasiado vírgenes. Demasiado cándidos. Demasiado buenos. Esta eliminatoria ha durado lo que la templaza a todos los de Oklahoma. Es decir, dos partidos.

El quinto ha sido un encuentro que no pasará a la historia pero que ha seguido la línea de los tres últimos: los Mavs eran superiores y veían cómo su rival se inmolaba. Porque si los Mavs están en las Finales es por culpa de un “alemán” desgarbado y por culpa de unas pulsaciones aceleradas de algunos Thunder.

Dallas ha vivido tranquilo y dejándose llevar por la situación. Cómodo con la presión, las horas de vuelo que poseen les han dado el billete. Los Thunder, en constante ajuste, han vivido en un constante ataque de nervios desde el tercer partido. Durant ha demostrado su capacidad de liderazgo y calidad cuando Westbrook le ha dejado. El joven base de los Thunder ha sido, con Perkins, el gran señalado por sus actuaciones desastrosas. Scott Brooks no se salva tampoco y junto a sus dos pupilos, cuando ha llegado el momento, han fracasado. Harden deberá ser ahora el compañero de batallas de Durant en un futuro próximo.

Y los Mavs, que llevan enfrentándose a sus fantasmas desde la primera ronda, vuelven a donde toda su pesadilla comenzó. Probablemente contra el mismo rival. Casi todo es igual. Pero en Dallas tienen el convencimiento de que en esta ocasión la historia será diferente. Dallas Mavericks espera rival y,preferiblemente, que le aguante varios asaltos porque todos sus rivales han ido dimitiendo a lo largo de las eliminatorias.

LOS MEJORES

DALLAS OKLAHOMA
PUNTOS Nowitzki-Marion 26 Westbrook 31
REBOTES Nowitzki-Chandler 9 Collison 12
ASISTENCIAS Kidd 10 Harden 6

 

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Fecha | 26.05.2011 05:50

Los Thunder regalan el partido

Dirk Nowitzki, la estrella de los Mavs, lanza a canasta ante dos defensores de los Thunder./Getty Images

OKLAHOMA CITY THUNDER 105 – DALLAS MAVERICKS 112 / Serie: 1-3
Estadística completa

Inexperiencia, falta de criterio, ausencia de un cerebro, sin reflejos en el banco… En resumen, incomprensible la derrota de los Thunder en su pista que regalaron el partido a los Mavs en una prórroga a la que nadie esperaba llegar cuando -a falta de cinco minutos para el final del partido- los de Oklahoma dominaban por 15 puntos. Dirk Nowitzki –el mejor con 40 puntos- fue otra vez decisivo en esta victoria por 105-112 con la que los de Dallas se adelantan 1-3 en la serie, a tan sólo un triunfo de proclamarse campeones del Oeste y se sellar su paso a la gran final.

La consigna había quedado grabada de forma clara. Scott Brooks, el técnico de los Thunder, repetía en la charla del vestuario y recordaba en los tiempos muertos dos frases: “No dudar. Ser rápidos e incisivos”. Y sus jugadores se lanzaron sin freno, a la carrera, con un ritmo vertiginoso y, lo que es más importante, sin cometer fallos. Nueve lanzamientos y nueve aciertos. Así fue el sensacional inicio de los de Oklahoma con un Kevin Durant al que la defensa de Shawn Marion no le impedía anotar una y otra vez. Diez puntos de “Durantula” y otros tantos de ventaja para su equipo en apenas cuatro minutos de partido (18-8). Sed de victoria de los locales para neutralizar la ventaja en la serie de los Dallas donde Dirk Nowitzki, el alemán calculador estrella de los Mavs, estaba agazapado, a la espera de su momento.

Hasta 12 tantos de renta llegaron a tener los locales que anotaban casi sin fallo y, lo que es más importante, que evitaban que la celeridad de sus acciones ofensivas –casi la mitad de contraataque- se tradujeran en pérdidas: 29-17 a 1:35 minutos del final del primer cuarto.

Precisamente fueron los balones perdidos y el déficit en el rebote los problemas que Rick Carlisle, técnico de los Mavericks, debía corregir al finalizar el primer cuarto, con un parcial en contra de 31-22. Para ello, Carlisle situó a los suyos en una defensa zonal que sellaba la pintura y obligaba a los locales a probar su eficiencia desde el exterior. Y ahí destacó un Serge Ibaka que destapó su buena mano a cuatro o cinco metros que mantenía a los suyos por delante en el ecuador del segundo cuarto (39-28).

El festival anotador estaba abierto y al mismo se unió -tan silencioso como efectivo- la estrella de los Mavs. Dirk Nowitzki se encargó de desdibujar el ímpetu de los Thunder con una extraordinaria exhibición anotadora. El alemán firmó 22 puntos al llegar el descanso con una casi perfecta serie de lanzamientos: 6/7 en tiros de campo, 1/1 en triples y 9 de 9 en lanzamientos libres. Así los Mavs recortaron a 5 puntos al llegar el descanso (59-54).

El criticado Russell Westbrook, base de los Thunder, recuperó el ritmo vivo en ataque que tan buen resultado le dio a su equipo durante el primer cuarto. Además, a los de Oklahoma no se les escapaba la ventaja al asegurar la lucha bajo los aros y dominar con autoridad la faceta reboteadora (70-61, min. 30). Pero si por algo destacan los Mavs es por su infinita paciencia en ataque. Jason Kidd lee el partido como nadie y sus compañeros se contagian de esta virtud en cada posesión. La circulación de balón de los Mavs -buscando el pase extra y la mejor opción ofensiva- fue la mejor solución para mantenerse en el partido y anestesiar el impulso local, que seguían mandando antes de comenzar el último cuarto (81-77).

Serge Ibaka fue decisivo en el sprint final. Tapones, rebotes, puntos… Recital del congoleño –que firmaría 18 puntos, 10 rebotes y cinco tapones- para que los Thunder -a seis minutos del final- estiraran su ventaja hasta 12 puntos de diferencia (96-84). Carlisle, obligado por las circunstancias, paraba el partido. El ataque de los Mavs era fluido, pero su falta de consistencia en el rebote les dejaba en una situación crítica. Los locales tenían segundas opciones en cada posesión y no las desperdiciaban. La renta ascendía hasta +15 (99-84) a cinco minutos para el final.

Y cuando más fácil lo tenían, cuando gestionar esa ventaja era tan simple como copiar al rival y agotar las posesiones hasta encontrar la mejor opción, los Thunder –o mejor dicho- Westbrook, que no tomó ni una decisión adecuada-, le dio vida a los Mavs. Y Nowitzki no perdonó. El alemán fue descontando la desventaja con un recital sólo al alcance de los grandes. Parcial de 2-17 para los de Dallas y empata a 101 que daba paso a la prórroga. Tan increíble como cierto.

El tiempo extra fue controlado por Jason Kidd. Ese jugador al que Russell Westbrook debería imitar si quiere ser un grande en la NBA. El veterano base de los Mavericks robó un balón a Durant y a continuación sentenció con un triple tras finta que silenció a los aficionados locales a menos de un minuto del final. Senteciados. Si los 40 puntos de Nowitzki merecen el sobresaliente, los números de Kidd tampoco rebajan esa nota: 17 puntos, 7 asistencias, 5 rebotes y 4 robos. Estos Mavs apuntan al anillo. Ahora o nunca.

LOS MEJORES

  OKLAHOMA DALLAS
PUNTOS Durant 29 Nowitzki 40
REBOTES Durant 15 Chandler 8
ASISTENCIAS Westbrook 8 Kidd 7

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Fecha | 24.05.2011 06:57

Página 207 de 212« Primera...205206207208209...Última »