Los Angeles Clippers

DeAndre Jordan, graduado en la élite

el

DeAndre Jordan./ Getty Images

Superada ya la primera mitad de regular season, el desarrollo de la temporada coge forma y se esclarece todo un poco más. Si Indiana Pacers, Miami Heat y Oklahoma City Thunder se postulan como serios candidatos al título en lo colectivo, son LeBron James y Kevin Durant quienes se disputan el MVP de la campaña. Pero muchas veces cometemos el error de pararnos en este punto y no ir más allá en el análisis individual de cierto año. Los líderes de los equipos son los que reúnen casi todos los aplausos de lo que en realidad es un trabajo colectivo, suma del trabajo del apartado técnico y de jugadores con menos cartel. Y son estos últimos los que están marcando la diferencia esta temporada, siendo DeAndre Jordan, por encima de todos ellos, el que mejor nivel está mostrando en la liga.

El pívot de Los Angeles Clippers lleva una temporada de ensueño. Un jugador que no es ni la primera, ni la segunda, ni la tercera opción ofensiva del equipo, pero en el que Doc Rivers cree profundamente debido a su importancia defensiva y a lo que aporta a la plantilla. Es el primero en celebrar las canastas de sus compañeros, el primero en ir a por un rebote y el primero en lanzarse a por un alley-oop, por supuesto.

La temporada de DeAndre está siendo espectacular en todos los aspectos. Promedia 9.9 puntos por partido, cifra discreta, pero la mejor de su carrera hasta el momento. Sus 14 rebotes por encuentro, 4.1 ofensivos y 9.9 defensivos, le colocan como el mejor rebotador de la competición. Esto, sumado a 2.4 tapones y 1 robo por partido hace que sus números sean los más altos desde que aterrizó en la Liga, y con diferencia. Incluso promedia un 66% en tiros de campo, el mejor porcentaje que podemos encontrar en toda la NBA. Ha mejorado prácticamente todas sus estadísticas, y además, ha adquirido galones y peso ofensivo en ausencia de Chris Paul.

Pero DeAndre Jordan también bate récords en clasificaciones que están poco a la vista. Todos conocemos su faceta de dunker o especialista en mates, y esto vuelve a reflejarlo en números. Sus 157 mates le colocan como jugador con más balones hundidos de la liga, ¡anotando el 69.5% de sus tiros de este modo! Impresionante. Y es que muchos coincidirían con nosotros si hace un par de años decimos que ir al Staples Center es un espectáculo sin igual. Pero, no se confundan por favor, hoy sólo lo es si juegan los Clippers.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU