Dallas Mavericks

December madness

el

Nene y Tyson Chandler./ Getty Images

Estos días estamos asistiendo a un gran baile de nombres de jugadores y equipos que nos está amenizando la espera hasta el 9 de diciembre, fecha en la que se abrirá la veda para firmar contratos en la NBA. Sale el nombre de un jugador susceptible de cambiar de aires y al momento aparecen cuatro o cinco equipos como posibles destinos para el ínclito. ¿Se imaginan pudiendo elegir su próximo destino laboral entre varias ciudades diferentes? Pues así está, por ejemplo, el pívot brasileño Nene Hilario. Privilegio reservado a unos pocos que se lo han ganado sudando en la pista.

Podríamos pensar que un jugador elige equipo pensando en mejorar su situación económica –como haríamos todos- o, en su defecto, valorando la posibilidad de conseguir un éxito deportivo con otra camiseta. Pero no, en la NBA también se valoran cosas menos trascendentes como la cercanía con tu ciudad natal o la presencia de algún buen colega en el equipo. También puede darse la circunstancia de que estas necesidades se combinen para que una opción se convierta en clara ganadora en la mente del jugador. Los New York Knicks no son posiblemente el equipo más apetecible en estos momentos si atendemos a su trayectoria reciente, pero si Chris Paul, uno de los mejores bases de la liga, está empeñado en ir allí por algo será. Y porque su amigo Carmelo Anthony le recibiría con los brazos abiertos, claro.

Posiblemente, solo un pequeño porcentaje de todo lo rumoreado llegue a convertirse en realidad, pero lo cierto es que de todo este entuerto pueden salir traspasos que cambien considerablemente la perspectiva sobre los equipos favoritos para llevarse el título en esta acortada pero intensa temporada. Las vacas sagradas parecen bien atadas, salvo excepciones como la citada de Paul o rumores ya de otra galaxia como los que sitúan a Dwight Howard en alguno de los principales candidatos al anillo. Sin embargo, un Marc Gasol por aquí o un Tyson Chandler por allí podrían convertir en serios favoritos al título a equipos llamado hasta ahora a hacer un digno papel en los Playoffs y poco más.

Lo realmente importante es que ya estamos hablando de baloncesto y que todos estos dimes y diretes no son más que el prólogo de lo que nos espera a partir del 25 de diciembre. Algunos nunca hemos tenido tantas ganas de que llegue la Navidad.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU