Sacramento Kings

DeMarcus Cousins paga por su incontrolable mala leche

el

DeMarcus Cousins celebra una acción

DeMarcus Cousins no tiene remedio. Todavía recuerdo cuando hace un par de temporadas se comprometió a cambiar de actitud y portarse como un niño bueno al que sólo le pitarían cinco faltas técnicas durante toda una campaña… Este curso, que está a punto de llegar a su ecuador, ya acumula 16. Ahora le toca pagar el partido de sanción que impone la NBA una vez que se supera ese número de tirones de orejas, pagar la correspondiente multa y no cobrar por el encuentro que se pierde. Un buen rapapolvos, que además tiene extensión a cada nueva ocasión en la que el jugador de Sacramento Kings vuelva a ser expulsado por dos técnicas. Cada descalificación será castigada con otro partido sin jugar (ni cobrar). Y no estamos ni en el parón del All-Star Weekend.

Podríamos decir que DeMarcus Cousins es todo un profesional de las técnicas. Actualmente lidera la NBA en este apartado y no tiene pinta de que vaya a encontrar rival. “Es un jugador con mucho temperamento. Se toma esto muy en serio y por ese motivo en ocasiones parece que cruza la línea. En realidad la mayoría de las veces sólo reclama algo que no está siendo justo”, explica de forma anónima uno de sus compañeros a SBnation.

Lo que sucede es que los Kings no están para ponerse exigentes con DeMarcus y pedirle que mantenga la compostura, sobre todo cuando su sangre caliente promedia 27.9 puntos, 10.7 rebotes, 4.7 asistencias, 1.4 robos y 1.4 tapones por noche. Los mejores números de su carrera en la NBA. Es normal que su nombre aparezca siempre en los rumores de traspaso, pero más normal todavía es que salga a escena toda una leyenda como Vlade Divac a desmentir que la franquicia de Sacramento vaya a prescindir del que, evidentemente, es el mejor jugador con el que cuentan en la actualidad y desde hace mucho tiempo.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU