Sacramento Kings

DeMarcus Cousins, un líder poco ejemplar

el

DeMarcus Cousins

DeMarcus Cousins es el gran protagonista de Sacramento Kings, para lo bueno y para lo malo. Dentro de la cancha, es el buque insignia del equipo. Máximo anotador, reboteador y taponador del equipo, es la referencia que siempre buscan sus compañeros. Sin embargo, cuando la pelota naranja no está de por medio, su actitud deja mucho que desear. Esta semana, fue demandado junto a su compañero Matt Barnes por una presunta agresión a dos personas en un local nocturno de New York, pero esta no es la primera polémica en la que está de por medio.

Envuelto en rumores de traspaso desde la pasada temporada pese a llevar en la franquicia desde 2010, cuando fue drafteado como #5, Cousins lleva con un pie fuera y otro dentro prácticamente todo el año y no por el interés de otros equipos, sino por sus continuos líos internos. La temporada pasada fue sancionado por los Kings debido a una discusión con el entonces entrenador, George Karl. El pívot no se sentía respaldado por su técnico ante los árbitros y finalmente tuvo que intervenir hasta Vlade Divac desde su posición de General Manager, que le dio un toque de atención públicamente al jugador.

Poco después, a raíz del NBA Draft 2016, Cousins aireó su descontento por las elecciones que había llevado a cabo la organización y en la misma noche de la gala dejó un polémico mensaje en las redes sociales: “Dios, dame fuerzas”. Él asegura que ya ha asumido ese rol de ‘malo de la película’ y lo cierto es que sus pérdidas de papeles en la cancha tampoco ayudan. El año pasado estuvo a punto de soltarle un puñetazo a Steven Adams, algo que ya había hecho en el Mundial de España 2014 con Jonas Valanciunas.

Además, es uno de los jugadores a los que más faltas técnicas señalan en la actualidad por sus continuas protestas. Todo esto hace que, pese a su indiscutible nivel sobre la cancha, Sacramento lleve tiempo planteándose su traspaso. No obstante, hay quien se plantea si merece la pena unir a un jugador así a su plantilla. “Todo lo que le rodea está mal. No quiero alguien con esa actitud cerca de mis jugadores jóvenes”, dijo un ejecutivo de alto rango de un equipo de la Conferencia Oeste que había contemplado la operación, según cuenta ‘The Vertical’. No obstante, el entrenador de dicho equipo piensa diferente: “La situación allí desesperaría a cualquiera. Te lo digo, si le sacas de ese lío verás una persona diferente, además de un gran jugador”. Sacramento Kings tiene en DeMarcus Cousins a un diamante en bruto, pero no todos en la NBA están dispuestos a correr el riesgo que puede suponer llevar a cabo ese proceso.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU