Cargando Cargando...

Dominicana y Argentina golpean sobre la mesa

El argentino Manu Ginóbili realiza una bandeja en el partido ante Puerto Rico./FIBA Américas

Cuarta jornada en el Preolímpico del Mar del Plata donde se han jugado dos partidos con un sabor a grandes finales. La República Dominicana se quitó la espina clavada el jueves con la derrota ante Canadá venciendo a todo un todoperoso como Brasil. En este grupo, Canadá ganó sin problemas a Cuba y amenaza con quedarse como líder. En el Grupo B, Uruguay sumó su primera victoria ante Panamá y pone muy emocionante la parte de abajo, dependiendo de lo que pase este sábado se puede quedar uno u otro fuera. Para finalizar, Argentina le quitó la imbatibilidad a Puerto Rico, equipo que ya termina la primera fase con 3-1 como balance, y se muestra cada vez más sólido de cara a su objetivo primordial, ganar un billete para Londres 2012.

Abrió la jornada en conjunto canadiense, un equipo que ya hemos comentado ha dejado muy buenas sensaciones en este torneo y que sumó así su segunda victoria. El rival, Cuba, prácticamente dice adiós a sus mínimas posibilidades de antemano de meterse en la segunda fase, ya que ha perdido los 3 partidos que ha disputado, y en el último juega ante Brasil.

En este encuentro, que finalizó con el marcador de 84-62, Thyrone Sheperd fue el máximo anotador candiense, con 13 puntos, y una vez más hay que hablar del buen trabajo de Andrew Rautins, 9 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias. La plantilla al completo de los guerreros rojos jugó muchos minutos, descansando de forma adecuada para afrontar el último partido, ante Venezuela, que puede darles el primer puesto del Grupo A.

Sobre los hombros de Esteban Batista recae la mayoría del peso y de la importancia de Uruguay. Una vez más, fue el gran protagonista de la vital victoria de los celestes ante Panamá, la primera del Torneo, sumando 24 puntos y 10 rebotes. El encuentro fue muy parejo durante los primeros 20 minutos, donde no hubo distancias importantes. Éstas llegaron cuando en el tercer cuarto los uruguayos aumentaron su agresividad defensiva y los centroamericanos se quedaron sin argumentos, Forbes, que acabó con 19 puntos, y poco más.

Las ventajas aumentaron poco a poco en el último cuarto, Garcés intentó subsanar la falta de puntos para los panameños, pero era demasiado poco para la confianza que ya tenían unos uruguayos que deberán ganar a Paraguay este sábado, para clasificarse para la segunda ronda, y así de paso dejar fuera a su rival, o por el contrario quedarse fuera ellos mismos en caso de derrota. Todo está en sus manos. Por parte panameña, que juega contra la anfitriona en el último encuentro de la primera fase, pueden incluso jugar habiéndose clasificado.

Martín Osimani, escolta uruguayo se mostró feliz la finalizar el encuentro: “Esta es la meta que vinimos a buscar y por eso estamos conformes. Nosotros sabíamos que este era nuestro Torneo, teníamos que hacer una buena segunda parte de la Primera Fase y después ver nuestras posibilidades en la Segunda. También es para destacar la defensa que tuvimos porque dejamos en 61 a un equipo que le gusta anotar“.

El gran partido de la jornada fue el tercero. Dominicana y Brasil se jugaban prácticamente el liderato del grupo, pero sobretodo la moral de cara a un posible enfrentamiento futuro. 79-74 fue el resultado final de un encuentro muy intenso, donde la defensa fue primordial. Al Horford, una vez más, fue el mejor de los caribeños, con 22 puntos y 5 rebotes. Por parte brasileña, 18 puntos para Marcus Vinicius, 16+10 para Splitter y 16 puntos, aunque 10 pérdidas, para Marcelinho Huertas.

El primer parcial se lo llevó el conjunto brasileño, que estuvo algo mejor en defensa, pero que, como los dominicanos, no estaba muy bien ataque, 18-17. Las riednas del partido las cogió entonces Al Horford. El pívot de los Hawks empezó a mandar en la pintura, sus compañeros se contagiaron y los quisqueyanos se fueron por delante al descanso 43-39.

Esa mínima ventaja fue fluyendo durante todo el partido, los brasileños se acercaban, pero los dominicanos iban por delante. Así siguió hasta el final, cuando Horford y Flores situaron la ventaja a 6, algo inalcanzable ya para los cariocas que sólo sumaron un 23% en triples. Francisco García, autor de 14 puntos, dio la clave del partido: “la defensa, sabíamos lo que teníamos que hacer y lo pudimos ejecutar”. Esperemos que podamos llegar lejos si confiamos en nuestro talento y que lo podamos usar como hoy”.

La jornada se cerró con un clásico del baloncesto americano. Argentina y Puerto Rico, los dos invictos, se enfrentaban en un partido con aroma a mucho más que uno de primera fase. Los boricuas mantuvieron la calma durante buena parte del encuentro, jugando al ritmo que marcaba Carlos Arroyo, y JJ Barea. Durante la primera mitad los argentinos no pudieron frenar la dupla Arroyo-Santiago, y junto al gran número de faltas de los portorriqueños, nunca encontraron fluidez y acierto para encarar el partido de forma adecuada. Al descanso, 36-34 para los de blanco.

Todo cambió en el inicio de la segunda mitad. Argentina salió a por todo, y trabajó bien en defensa para contener a los cracks rivales, sobretodo Arroyo, que desapareció. Puerto Rico sufrió muchas pérdidas, algo que le condenó. En ataque empezaron a fluir mejor, y ayudados por un pabellón de las Islas Malvinas llenó hasta la bandera, abrieron brecha hasta los 14 puntos en el último minuto del tercer cuarto. El parcial llegó a ser de 17-0. Delfino y Ginóbili por fuera, Oberto y Scola, en la pintura, les dieron alas a los locales y demostraron porqué son los máximos aspirantes al título, con un juego alegre, bonito y ganador. Resultado final 71-84.

JORNADA SÁBADO 3 SEPTIEMBRE
Horario local
11.30h Venezuela-Canadá
14.00h Uruguay-Paraguay
18.00h Cuba-Brasil
20.30h Argentina-Panamá

  Compartir en Facebook
Fecha | 03.09.2011 09:16

Recomendamos