Golden State Warriors

Draymond Green, el sacrificado

el

Draymond Green, Kevin Durant

De toda la constelación de estrellas de la ‘galaxia’ Golden State Warriors, hay una que brilla con menos fuerza esta temporada. Draymond Green es el gran sacrificado del equipo tras la llegada de Kevin Durant al ORACLE Arena este verano. Su nuevo rol permite que sus compañeros destaquen más en campo contrario y es un factor clave en defensa. Además, por fortuna para Steve Kerr, lo ha aceptado sin poner una sola pega. Ambos habían tenido algún desencuentro en el paso, pero el técnico dejó bien claro antes de empezar la temporada que no le iba a temblar el pulso a la hora de tomar ninguna decisión.

El reajuste del equipo parecía necesario tras el desembarco de ‘KD’, pero no se antojaba fácil. Con tres jugadores de primer nivel y después de ganar un anillo y perder otro en el último instante en los dos últimos años, ¿qué se podía cambiar en esos Warriors? “Draymond Green puede hacer que te desesperes, pero es una gran persona y un jugador de equipo con un corazón tan grande que siempre sabe lo que está bien y lo que está mal. No hay que tener miedo a enfrentarse a él ni a gritarle si la situación lo exige”, dijo Kerr.

Desde el primer momento, el técnico dio a entender que el cambio pasaba por Green y así fue finalmente. Sus números son un fiel reflejo: 8.4 tiros por partido frente a los 10.1 de la temporada pasada, 10.2 puntos frente a 14 y un aumento de más del 50% de sus robos (2.1). Steve Kerr hace una comparativa de su evolución con el reinado de San Antonio Spurs en las dos últimas décadas bajo las órdenes de Gregg Popovich: “Ha habido cuatro o cinco versiones diferentes de sus Spurs. No es que él tenga una fórmula y someta a todos con ella, sino que la cambia de vez en cuando y siempre va un paso por delante de todos”.

Brad Stevens, técnico de Boston Celtics, señala por encima de todo dos puntos más allá del movimiento de la pelota y el talento de cara al aro de los Warriors: “Desde el punto de vista del entrenador, me encanta cómo comparten la pelota y lo bien que parece que se lo pasan cuando juegan juntos. Además, son un equipo superlativo en defensa”. En este aspecto, Green saca pecho: “Con la salida de algunos de los chicos [en referencia a Andrew Bogut y Festus Ezeli, principalmente] la gente pensaba que nuestra defensa sufriría una caída, pero hemos sabido hacerle frente y seguimos siendo uno de los mejores equipos defensivos de la liga”.

“En el comienzo de la temporada, había mucha inseguridad. Uno no quería tirar demasiado, otro no quería driblar y otro decía: ‘Voy a dejar pasar este tiro porque no sé si debería lanzar ahora mismo'”, explica Green sobre la mejoría de Golden State. Superadas ya las dudas iniciales, la máquina de los Warriors está más que engrasada gracias, en gran parte, a la adaptación de Draymond Green a este nuevo rol.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU