Chicago Bulls

Dwyane Wade no quiere oír hablar de su futuro en Chicago Bulls

el

Dwyane Wade

A principio de temporada se dio a conocer la sorpresiva noticia de que Dwyane Wade abandonaba a Miami Heat, el equipo en el que jugó toda su carrera, para probar suerte en Chicago Bulls. Está sería la oportunidad perfecta para estar en un equipo poderoso en compañía de Jimmy Butler. La llegada del tres veces campeón de la NBA era esperanzadora. Hoy, el jugador ni siquiera sabe si seguirá en la franquicia.

Sin embargo, las cosas en el equipo no están como se esperaba el pasado verano. Con 30 partidos y 29 derrotas les alcanza para ser momentáneamente sextos en la Conferencia Este, pero las opciones de hacer un buen papel en playoff son bastante limitadas, debido al rendimiento irregular de una plantilla que, sobre el papel, debería ser superior.

Dwyane Wade espera cumplir el deseo de la directiva: clasificar a los playoffs

A esto se le suma que los Bulls permitieron la fuga de Taj Gibson y Doug McDermott a Oklahoma City Thunder a cambio de Cameron Payne, Anthony Morrow y Joffrey Lauvergne. Dos jugadores importantes a cambio de tres podo relevantes. Ante esta situación, muchos se preguntan si Wade seguirá la próxima temporada en Chicago, o buscará estar en un equipo más competitivo con el que pueda aspirar a conquistar otro campeonato.

Por el momento, el jugador prefiere no hablar de eso más de la cuenta: “Solo quiero jugar al baloncesto. Trato de hacer bien mi trabajo para hacerlo lo mejor posible y cuando acabe la temporada valoraremos cuál es la situación”.

Wade tiene, según su contrato, la posibilidad de elegir si juega su segundo año en los Bulls, o renuncia a este. Esta decisión parece en estos momento indescifrable. Algunos consideran que su nivel individual, si bien no ha sido el mejor este curso, se desperdicia en un equipo sin muchas ambiciones, mientras que otros creen que él podría servir como figura inspiracional para los jóvenes de la plantilla.

Pero el jugador es competitivo, y sabe que su verdadero propósito a estas alturas de su carrera, no es de ser una figura de inspiración, sino alguien que pelee por estar en lo más alto. Lo cual es entendible, porque todavía le quedan algunos años de buen básquetbol: “Podría ser un mentiroso y decir que me gustaría jugar con los chicos de 21 años para enseñarles a crecer y ser parte del proyecto futuro. Sería un tonto si lo dijera”.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU