Cargando Cargando...

El gigante sigue despertando

Yi Jianlian, Zhu Fangyu, Yao Ming, Chen Jianghua y Sun Yue./ Getty Images

Llevamos años escuchando aquello de que ‘los chinos dominarán el mundo’. Que son muchos,  muy competitivos y que si saltan todos a la vez harán temblar el planeta entero. El baloncesto, como otros muchos deportes, tampoco se ha librado de esta “amenaza” y la llegada de los primeros jugadores chinos a la NBA sirvió hace ahora más de una década para que muchos pronosticasen que el futuro de este deporte estaba en manos del gigante asiático. El pívot Yao Ming fue el líder de esa “revolución china” en la que también participaron Whang Zizi (primer chino en jugar en la NBA), Mengke Bateer y, más tarde, Yi Jianlian y Sun Yue.

Yao Ming y Yi Jianlian./ Getty ImagesCon 300 millones de potenciales aficionados al baloncesto, China se ha convertido en el mercado más importante para la NBA y una parada obligada para cualquier acto promocional que se le ocurra al comisionado David Stern. Por su parte, el gobierno de Hu Jintao no se ha quedado de brazos cruzados y en los últimos años ha llenado el país de canchas de baloncesto en las que los chinos imitan a sus ídolos del otro lado del Pacífico, a los que siguen a través de unas retransmisiones televisivas que alcanzan audiencias de vértigo.

La temprana retirada de Yao Ming ha sido un mazazo para las expectativas de un país que año tras año convertía al pívot en el jugador más votado para el All Star. Sin embargo, la experiencia y  los contactos de Yao, que actualmente ostenta un importante cargo político en su Shanghai natal, pueden ser claves en la verdadera explosión del baloncesto chino que aún está por llegar. Puede que la NBA no sea el único objetivo y que pronto veamos jugadores de ojos rasgados en las canchas europeas. Además, los esfuerzos por potenciar su liga nacional, la Chinese Basketball Association, parecen estar dando sus frutos al convertirla en una competición lo suficientemente atractiva como para que nombres importantes de la NBA decidan jugar allí si las circunstancias lo requieren, como pudimos ver durante el reciente “lockout” –allí sigue JR Smith– o en casos de estrellas venidas a menos como Stephon Marbury.

Jeremy Lin./ Getty ImagesA pesar de que estos días no paramos de leer referencias al origen chino del sorprendente escolta de los New York Knicks Jeremy Lin, hay que tener en cuenta que es americano –californiano de Palo Alto para más señas- y sus orígenes también remiten a Taiwán, Estado soberano al que China sigue considerando una provincia propia desde 1949. Una inoportuna lesión impidió que Lin jugara con la selección taiwanesa en el último Asiabasket y, aunque se cree que China está presionando para contar con sus servicios, todo parece indicar que Lin terminará representando a Taiwán.

Con Lin o sin Lin, China continuará fabricando grandes jugadores en los próximos años que seguirán elevando el nivel de su baloncesto y de su equipo nacional. Además, estos jugadores podrán vestir material deportivo fabricado por marcas chinas que desde hace años ya están muy ligadas baloncesto en la NBA y fuera de ella. China sigue despertando ante la atenta mirada de la NBA. Solo falta saber cuándo se va a levantar de la cama.

@marcrampas

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los New York Knicks

Continúa la conversación: Foro de los New York Knicks

  Compartir en Facebook
Fecha | 09.02.2012 20:20

Recomendamos