NBA

El gran ausente

el

Phoenix Suns./ Getty Images

Se acaba la temporada regular y comienzan los playoffs. Por fin ha llegado la hora de la verdad. A partir de este momento sólo hay cabida para los mejores, pero estoy segura de que muchos echamos de menos a un grupo de jóvenes luchadores, descarados y ambiciosos  que nos hicieron creer durante mucho tiempo que todo es posible.

Phoenix Suns ha conseguido pelear hasta el final por colarse entre los ocho primeros en una temporada que, en principio, estaba concebida para acabar en las posiciones más bajas de la Conferencia Oeste. La gran mayoría no hubiera apostado nada por este equipo, del que se esperaba una reestructuración basada en posicionarse cuanto más abajo mejor, conseguir picks altos en el draft y disponer de una mayor flexibilidad salarial para los próximos años. Por ello se prescindió de gente como Luis Scola, Marcin Gortat o Jared Dudley, y se formó una plantilla joven y un tanto inexperta dirigida por el también inexperto en los banquillos Jeff Hornacek. Y como puede suceder cuando no tienes nada que perder, sin presión ni  exigencias de ningún tipo, esta plantilla sorprendió a propios y extraños desde el principio, por su juego, su talento y por el número de victorias que iban sumando.

Liderando este equipo tenemos a un Goran Dragic que ha visto cómo llegaba su explosión definitiva, tanto en números como en juego, reivindicándose como uno de los principales candidatos  a Jugador de Mayor Progresión. El base esloveno aporta ritmo, puntos, asistencias y, lo más importante, un espíritu luchador y ganador que ha contagiado a sus compañeros y que han convertido en su seña de identidad.

Otro de los jugadores importantes ha sido Eric Bledsoe, que a pesar de su larga lesión ha dejado más que demostrado que su fichaje fue todo un acierto. Por su parte, el espectáculo en Phoenix tiene nombre y apellido: Gerald Green. Es el jugador encargado de levantar a los aficionados de sus asientos, todo un habitual de los highlights. Sin olvidarnos de los hermanos Morris, Miles Plumlee, Channing Frye, P.J. Tucker… todos ellos han mostrado su mejor versión y entre todos han convertido lo que iba a ser un infierno en una temporada digna de admirar.

Y al final, pese a las 48 victorias, David no pudo contra Goliat, pero el futuro de estos Suns, con esta plantilla y 3 picks de primera ronda, se presenta más que prometedor. Se acabaron las travesías por el desierto de Arizona.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU