Chicago Bulls

El instinto carpanta

el

Joakim Noah y Felipe Reyes./ Getty

Comparar es arriesgar, pero este escrito no tiene como objetivo ni una cosa ni la otra. Observo, analizo y saco conclusiones. Joakim Noah y Felipe Reyes ejemplifican el instinto en el rebote. No comparo. Tampoco arriesgo. Simplemente analizo y trato de alcanzar conclusiones que puedan valer como patrón de cómo ciertas acciones del baloncesto son fruto más del talento y del instinto que del trabajo diario en los entrenamientos, aunque tampoco está de más cultivarlo.

Hambre. Esa es la mejor palabra que define el aguerrido carácter de un devorador de rebotes que no impone su valía por su estatura ni por un cuerpo de ‘armario’, más bien está donde tiene que estar y sus manos se convierten en imanes.

Noah y Reyes, jugadores europeos, han nacido para ser los amos de los rebotes. Sin una técnica depurada ni una complexión de ‘Superman’ Howard han logrado explotar su talento hasta convertirse en especialistas. Y yo me pregunto ¿cómo explicarían el francés y el español esta técnica a los más jóvenes? Por cierto, para los de mi época, otro de este grupo y con mayor mérito por su estatura es Alfonso Reyes. A ustedes les dejo que ofrezcan más ejemplos de jugadores carpanta al estilo Dennis Keith Rodman.

Joakim Noah

Felipe Reyes

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU