Cargando Cargando...

El Madrid juega con fuego

Serge Ibaka./ Getty Images

El pasado 25 de cctubre aparecía en un diario deportivo la noticia de que tras el fichaje de Ibaka las intenciones del Real Madrid se centraban en fichar a Marc Gasol. Tanto es así que dicho diario aseguraba que Florentino Pérez ya había dado el visto bueno, para, aprovechando la condición de agente libre del pivot español, ficharle por nada menos que cuatro temporadas, si esta campaña se suspende definitivamente la NBA. Debo reconocerlo, mi primera reacción fue una carcajada. Sin embargo, poco después comprobé como la mayoría de mis conocidos ya habían leído la noticia, y descubrí que algo así también tiene un lado menos divertido.

No nos engañemos. Marc Gasol no saldrá de la NBA. Al menos ahora. Como mucho saldrá temporalmente durante lo que reste de campaña si se suspende definitivamente la temporada allí, o hasta el fin del lockout, para luego volver. Como Ibaka, y como Rudy (en principio). Juntar a los tres hasta el final del conflicto es peligroso para la sección por una sencilla razón: tan loable es el esfuerzo del club por traerlos como grande será el vacío que dejen cuando se marchen. Y parece ser que será no tardando mucho, viendo que parece que se acerca al fin una solución.

De los tres, solo Rudy tendría opciones de tener un futuro en la capital, quizás incluso este mismo año. Y para una afición como la madridista, acostumbrada a decepcionarse con su plantilla, y que al fin este año empieza a creer de nuevo en la sección, que se reanudase la NBA sería como el niño que le ofrecen una tarta para luego decirle que solo se pude comer una porción.

Nada de eso es necesario. Rudy es espectacular. Ibaka es un gran suplente hasta que Velikovic se recupere. Pero hasta ahí. Seamos realistas y fichemos gente que venga para quedarse de verdad. Y estas alegrías… bueno, los videojuegos se inventaron para algo…

 Serge Ibaka tapona a Chris Anderson./ Getty Images

@DiegoCL11

  Compartir en Facebook
Fecha | 28.10.2011 15:23

Recomendamos