Cargando Cargando...

El maquiavélico plan de Jason Kidd

Jason Kidd

Nunca un vaso de refresco salió tan caro. 50.000 dólares le ha costado a Jason Kidd la pantomina que protagonizó el pasado miércoles ante Los Angeles Lakers. Todos sabemos de lo que hablo. Faltaban 8 segundos por jugar, Brooklyn Nets perdía de dos y no disponía de más tiempos muertos. Pues bien, al novel entrenador no se le ocurrió nada mejor que coger un vase de vete tú a saber quién y pedirle al primero que pasaba por ahí (en este caso le tocó a Tyshawn Taylor) que le empujara para así derramar toda la bebida sobre el parquet del Barclays Center. Así, mientras se limpiaba, John Welch, uno de los entrenadores asistentes, pudo explicar a sus jugadores cómo afrontar la última jugada del partido. “El fin justifica los medios”, lo decía Maquiavelo y lo practica Jason Kidd.

Ni el más crédulo de los ingenuos puede llegar a creer que se trató de una inocente torpeza, ni el propio Taylor entendía qué hacía su entrenador con un refresco en el borde de la cancha y negó los hechos: “Ni siquiera sabía que Kidd estaba sosteniendo algo”. Viendo la cara de pánico que se le quedó al bueno de Taylor tras chocar con Kidd creo, efectivamente, que ni vio nada ni se percató del supuesto “hit me”. Es más, no soy una experta lectora de labios, pero ahí el técnico podía estar diciendo “hit me”, o cualquier otra cosa. Fue el propio Kidd el que se colocó en la trayectoria del jugador propiciando el encontronazo.

A todo esto, los jugadores de los Lakers se percataron de la estratagema de Kidd, y Steve Blake y Xavier Henry acudieron rápidamente al improvisado corrillo para contemplar la explicación como espectadores de lujo, ya que se hicieron hueco entre los jugadores de los Nets con una facilidad pasmosa. Y éste fue el colofón del esperpéntico numerito en un esperpéntico partido que los de Brooklyn llegaron a ir perdiendo de 27.

Se trata de una pericia criticada por muchos y defendida por unos pocos. Para mí este show no es más que un fiel reflejo de lo que está siendo la temporada de los Nets: ridícula y algo lamentable. Si para algo le ha servido esto a Kidd es para que se hable más de su treta como algo anecdótico que de los resultados que está cosechando. Más que la estratagema del vaso y el choque con Tyshawn Taylor habría que hablar de por qué Taylor, un jugador con un rol muy secundario, estaba jugando los minutos decisivos del partido. De por qué no son los jugadores estrella los que están tirando del equipo o de los problemas que está teniendo Kidd para gestionar los partidos. Pero eso ya es otra cuestión.

Links relacionados:
Jason Kidd finge un accidente para tener un tiempo muerto

Los jugadores de los Lakers son espías en Brooklyn

La NBA multa a Jason Kidd por el numerito del vaso

@luciavss

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Brooklyn Nets

Continúa la conversación: Foro de los Brooklyn Nets

  Compartir en Facebook
Fecha | 01.12.2013 02:47

Recomendamos