Cargando Cargando...

La historia de ‘Big Fundamental’

Tim Duncan./ Getty Images

A diferencia de muchos jugadores a su edad, con 37 años, Tim Duncan sólo se preocupa por vestir el quinto anillo de su carrera cuando los Playoffs de 2013 lleguen a su fin.

Estoy muy concentrado en esta nueva oportunidad y tratando de ganar. No me preocupa cuántos años tengo, declaró después de la tercera victoria ante los Memphis Grizzlies.

Nada parece que pueda apartar al ala-pívot de los San Antonio Spurs de su objetivo, ni siquiera el divorcio que tramita en pleno torneo con su pareja desde 2001 y madre de sus dos hijos. Duncan pretende seguir en pie al menos hasta que cumpla las cuatro décadas, tras renovar el pasado verano el contrato que le une desde hace 16 temporadas al equipo texano por tres campañas más y 34 millones de dólares.

El origen de ‘Big Fundamental’

Influenciado por su hermana mayor, Tim Duncan creció en las Islas Vírgenes soñando con que un día asistiría a unos Juegos Olímpicos para mostrar a todo el mundo su ferocidad en el agua. Sí, en el agua, porque Timothy era un nadador especializado en los 400 metros libres hasta los 13 años, cuando el paso de un huracán por su ciudad natal acabó con su día a día. El ciclón llenó de escombros la piscina donde se ejercitaba y club de natación trasladó los entrenamientos al mar. Para entonces, éste había desarrollado cierto pánico por la posibilidad de que se acercasen los tiburones a la costa, por lo que empezó a dejar de asistir a las prácticas hasta ser expulsado del equipo. En el mismo año su madre falleció por un cáncer de pecho. Desde entonces encontró en el baloncesto su nueva pasión y llevó a las canchas la ética del trabajo duro, la rutina y la seriedad de un deporte individual como la natación.

Gregg Popovich, David Robinson y Tim Duncan./ Getty ImagesEn su paso por la universidad alcanzó los 2.11 metros desde los que ahora vigila la tierra de El Álamo. Dos años antes de ser elegido en el puesto #1 del Draft de 1997, el logo de la NBA, Jerry West, ya se fijó en él y auguró que si se presentaba sería al menos un Top 5, pero éste prefirió esperar y formarse también en las aulas de Wake Forest. Su puesta en escena en la NBA fue apadrinada por Gregg Popovich, un hombre frío de origen serbio que sirvió durante cinco años en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos. El destino quiso que dos tipos, técnico y jugador, con la cabeza firme y las ideas claras formaran la columna vertebral de San Antonio, que se alarga 15 años después hasta hoy.

En su llegada coincidió con el ‘Almirante’ David Robinson, quien también prestó sus servicios al ejercito de la Marina antes de recalar en la NBA. Impregnado por la sabiduría de dos soldados formados en mil batallas, Tim Duncan se presentó al mundo con el ‘Rookie del Año‘ y el anillo de 1999, marcado con el asterisco de una temporada de lockout como la que vivimos en 2011-12.

Pues bien, después de cuatro anillos en su haber bajo las órdenes del mismo equipo, ‘Big Fundamental’ está dispuesto a dar a la franquicia texana su quinta sortija con unos promedios atípicos para su edad. Curtido por las instrucciones militares de Popovich, aporta 18 puntos, 9.2 rebotes, 2.2 asistencias, casi un robo y 1.5 tapones por encuentro de pos-temporada. Duncan sigue respaldado por sus mismos hombres de confianza: Tony Parker y Manu Ginóbili a la cabeza, seguidos del cada vez más valioso Kawhi Leonard, haciendo las veces de Bruce Bowen en los últimos tres campeonatos. Juntos han conseguido hundir, sin apenas recibir fuego enemigo, a Los Angeles Lakers, Golden State Warriors y Memphis Grizzlies (12 victorias2 derrotas).

Tim Duncan aleja los fantasmas de retirada. No quiere medallas, quiere otro anillo.

Tony Parker, Manu Ginóbili y Tim Duncan./ Getty Images

@DAlarcon_NBA

  Compartir en Facebook
Fecha | 28.05.2013 17:26

Recomendamos