NBA

Esto es pa locos

el

Lamar Odom./ Getty

A pocos extrañan ya determinadas extravagancias que semana a semana se dan en la NBA. Pocos se escandalizan de que tal o cual jugador tenga armas en su taquilla, estrelle un coche bajo los efectos del alcohol, sea detenido por posesión de marihuana, pegue tiros al aire cerca de la Casa Blanca o derribe a un policía de su caballo de un buen puñetazo. Es más, parecen haberse convertido en el pan nuestro de cada día. Ya casi nada nos parece raro.

Todo esto me viene a la cabeza después de una historia que contó el Profe Paniagua -que curado debe estar ya de espanto- de estas cosas hasta cierto punto inverosímiles que ocurren en la NBA.

La pasada semana se hacía eco el diario neoyorkino Newsday de lo que les estaba sucediendo a los Knicks, que no era otra cosa que insomnio. ¡Si! Ese mal común de muchos mortales llamado falta de sueño. Tras consultar con una eminencia en transtornos del sueño éste elaboró una lista de recomendaciones. A saber: leche caliente antes de dormir, té con hierbas, colchones duros, cd’s de relax y contar ovejas. Solo se me ocurre decir: ¡Toma ya!

Y por supuesto todos estos sabios consejos de la abuela no fueron dados si no por una no módica cantidad de dinero. Asi esta el patio por la Gran Manzana. A ver si ahora el fenómeno Jeremy Lin es producto del insomnio. ¿Lin pesadilla de una noche?

Entre tanto, parece normal que un campeón de la NBA como Lamar Odom esté un poco “depre” porque Dallas no es Los Angeles, ya no juega en el equipo del glamour y la receta para semejante “bajón” sea sugerirle -no sabemos si de manera muy delicada o no- que el remedio para sus males pasa por “darse” una vuelta por la liga de desarrollo y aceptar su nuevo rol en las filas del campeón texano.

La primera opción, la de jugar en la NBDL unos días se quedó en agua de borrajas, la segunda es más bien una realidad que cuanto antes acepte mejor le irá al bueno de Lamar.

Esa “depre” ha reducido considerablemente sus prestaciones. En ninguna de las facetas de su juego está a la altura de lo que ha dado durante algunas temporadas a los Lakers. Quizá, en vez de desarrollarse en la NBDL podría recurrir a una de estas eminencias que por un módico precio le recuerde que en esta NBA unos días estás entre las estrellas y al otro entre los estrellados.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU