Cargando Cargando...

Fernando abrió la veda

Homenaje de Rudy a Fernando Martín en el All Star del 2009./Getty

Es curioso cómo, a día de hoy, a ninguno nos sorprende ver a jugadores españoles en la NBA. Es algo habitual, ocurre casi cada año y ya nos hemos acostumbrado. Los Gasol, Calderón, Rudy…son estrellas, y han conseguido que la, otrora inalcanzable, mejor liga de baloncesto del mundo nos parezca cercana y accesible. Sabemos que es un éxito, pero frecuente. Como quien está acostumbrado a ganar y va perdiendo ilusión por la victoria. Como el que, ilusionado con un segundo título, en el fondo siente que no sabe tan dulce como el primero. Aquella explosión de alegría y pasión por lo novedoso que sólo se experimenta la primera vez. Hoy parece fácil, pero, en 1986, era algo impensable.

Se cumplen 25 años desde que Fernando Martín debutara en Portland. El madrileño fue uno de los mejores pívots de los que ha tenido España la oportunidad de disfrutar. Formado en esa gran cuna del basket que es el Estudiantes, Martín enseguida destacó. Su salto al Real Madrid, le convirtió en líder. Su carisma en la cancha hacían de él la referencia. Y en la NBA no tardaron en darse cuenta. Se enfundó la camiseta de los Blazers para convertirse en el primer español en militar en la liga norteamericana. Casi nada.

Fernando quería a España y lo que su país representaba, pero él no se consideraba de nadie, sólo se identificaba con una máxima, por encima de todo: “Soy profesional del baloncesto”, decía. Por eso era tan grande.

Quiero saber a dónde puedo llegar” contaba poco tiempo antes de su debut en Portland. Por desgracia, las lesiones hicieron que el sueño americano no fuese tan perfecto como Martín merecía. A pesar de todo, regaló 22 puntos y 28 rebotes que quedan para la historia de un jugador leyenda.

A su regreso a Madrid fue recibido como un héroe. La afición no le olvidó a pesar de su periplo americano y acogió a Fernando con ilusión, con esa devoción que sólo se tiene a determinadas estrellas. Su segunda era de blanco no fue tan dorada como la primera, pero seguía siendo el orgullo del Madrid; el hijo pródigo que regresaba a casa.

El trágico final lo conocemos todos. Su camiseta, con el 10, fue retirada por el Real Madrid y nadie ha vuelto a lucir el dorsal en el club blanco. Un gesto tan especial en el mundo del basket que, sin duda, Fernando merecía.

Los que no tuvimos la suerte de verle jugar, hemos crecido con las historias de nuestros padres y hermanos sobre aquel baloncestista extraordinario que encandilaba a cualquiera. Su agresividad para llegar al aro, sus duelos con Norris, su fuerza, sus ganas de ganar siempre…Los más jóvenes nos hemos enamorado del básket en un momento fantástico, con nuestros jugadores triunfando a nivel mundial, pero que nadie olvide nunca que fue Fernando Martín quien abrió la veda. El que mostró a Estados Unidos el talento del basket español y el que preparó el camino para que ahora el éxito de nuestros jugadores nos sepa a dulce cotidianeidad. Que nadie olvide que hubo un día un madrileño que demostraba en cada cuarto que había nacido para esto.

@MariaCarbajo

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Portland Trail Blazers

Continúa la conversación: Foro de los Portland Trail Blazers

  Compartir en Facebook
Fecha | 03.12.2011 17:42

Recomendamos