Cleveland Cavaliers

Fiebre del sábado noche

el

John Wall deja una bandeja en el partido frente a los Cavaliers./ Getty

 
Siento escalofríos. Dos factores los provocan: La vuelta de las bajas temperaturas y vivir el futuro ahora. Lo que he visto en esta noche de sábado NBA han traído unas sensaciones agradables y electrizantes en ciertos momentos. Una excitación baloncestística al comprobar que los pilares de la mejor liga de baloncesto del mundo van a ser sólidos y fabulosamente mágicos. Irving, Wall, Westbrook, Durant, Ricky, etc… Somos unos privilegiados al encontrarnos con estas realidades dominadoras futuras cuando empiezan a “dar sus primeros pasos“.

De verdad. Un enfrentamiento entre John Wall y Kyrie Irving va a ser(y es) algo digno de estudio y observación minuciosa. Los dos componen estilos de juego no contrarios pero sí diferentes. Irving es baloncesto y poco físico. Wall es mucho físico y una ración inferior de baloncesto. Un duelo donde otros factores como la valentía o el control también forman parte de la fórmula. Un Cavs vs Wizards es apasionante por ver a sus dos estrellas “adolescentes”. Increíble.

Russell Westbrook y Kevin Durant llevan algo más de tiempo en la liga. Pero son los que dominarán. El primero no es santo de mi devoción, pero su cuerpo y su velocidad te hacen ser admirador de sus capacidades en este campo. Un mate de este chico puede superar todos los de una carrera de otro jugador. Lo de Durant es otra película. Una con ocho Oscars y con el olor a clásico. Un auténtico fenómeno. Si le ves por primera vez, no piensas que es capaz de meter 51 puntos. No es fuerte. O no lo parece. Y cuando menos te lo esperas, te arrasa. Será el rey de la NBA. Ya empieza a recorrer el camino.

No es necesario que me declare fan de Ricky Rubio. Como una adolescente yankee de Justiniano Bieber. Y verle jugar…puede que esté acertado o no, a mi me deja esa loca sensación de vivir lo que pasará y dominará la NBA dentro de cinco años. Ante los Blazers regaló cosas. 10 asistencias en el primer cuarto por ejemplo. En todos los partidos hace obsequios. Y con esos bienes que nos da, dibuja una sonrisa en nuestro rostro.

El futuro ya se puede vivir hoy. Sólo hay que ser lo suficientemente valiente para retar a Morfeo. Si superas la prueba, vivirás el futuro cada noche. En cada partido…

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU