Milwaukee Bucks

Giannis Antetokounmpo, el chico para todo de Milwaukee

el

Giannis Antetokounmpo

Giannis Antetokounmpo vive la temporada de su explosión definitiva. Tras cuatro campañas en Milwaukee Bucks y con apenas 22 años recién cumplidos, este griego de origen nigeriano acapara todos los focos en el conjunto de Wisconsin. Sus 211 centímetros de estatura y 224 de envergadura no le impiden actuar como ‘playmaker’ del equipo, un rol en el que Jason Kidd -uno de los grandes referentes de la posición de base- le entregó los galones la temporada pasada y en el que responde a la perfección, pero ni mucho menos el único que desempeña.

En una NBA cada vez más versátil, marcada por la polivalencia y la capacidad atlética de sus jugadores, Antetokounmpo se encuentra como pez en el agua. Además de como canalizador del juego, ‘The Greek Freak’ destaca por su impresionante poderío físico y por una potente zancada con la que ataca el aro rival y deja atrás a los defensores. De hecho, es el jugador que más puntos anota en la pintura en toda la liga (13.6 por partido) y acaba la mayor parte de sus entradas a menos de 1.5 metros de la canasta. Sin embargo, hay otro dato que llama aún más la atención: lidera la clasificación de puntos, rebotes, asistencias, robos y tapones en Milwaukee. Además, es el único en toda la NBA con unos promedios de al menos 20 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y 2 tapones por partido.

Solo LeBron James, Magic Johnson y Lamar Odom habían registrado más ‘triples-dobles’ que Antetokounmpo antes de cumplir los 22 años. Jason Kidd sabe que está ante un jugador muy especial, al que llegó a comparar con el propio LeBron y con Dirk Nowitzki: “¿No sería genial tener una combinación de los dos en un solo jugador? Tal vez pueda pasar”. Giannis no empezó a jugar al baloncesto hasta los 12 años, atraído por su hermano mayor, Thanasis Antetokounmpo, que actualmente juega en el MoraBanc Andorra de la ACB. Creció viendo vídeos de Magic Johnson, Scottie Pippen y Allen Iverson y parece que se ha quedado con lo mejor de cada uno: “Quiero hacer grandes jugadas, ya sea poner un tapón, asistir a un compañero abierto o hacer un mate. Eso es lo que me entusiasma”.

Sin embargo, y pese a su mejora en anotación esta temporada, Giannis Antetokounmpo tiene un punto débil en su lanzamiento. Pese a estar por encima del 50% de acierto en tiros de campo, sus números lejos del aro se desvanecen. De hecho, su porcentaje desde el perímetro es menor del 25%. No obstante, Jason Kidd asegura que trabaja en ello “más que nadie” y que mejorará: “Puede ser un gran jugador sin el tiro en suspensión. Él debe entender quién es y lo que hace bien”. En cualquier caso, sus 22 años y la progresión que ha demostrado desde su aterrizaje en la NBA en 2013 hacen pensar en que puede ser uno de los jugadores más dominantes de los próximos años.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU