Golden State aprende la lección

Stephen Curry, Steve Kerr

A la temporada 2015-2016 de Golden State Warriors solo se le puede poner un ‘pero’. No obstante, la mancha es demasiado grande como para pasarla por alto. Tras lograr el récord histórico de victorias en una regular season, con Stephen Curry como primer MVP unánime y tras remontar un 3-1 ante Oklahoma City Thunder en las Finales del Oeste, el conjunto de la bahía de Oakland dejó escapar precisamente esa misma ventaja en las Finales ante Cleveland Cavaliers en lo que podría haber sido el broche a la mejor temporada de un equipo en toda la historia de la NBA además de la culminación de un ‘back-to-back’.

El premio de superar el 72-10 de Chicago Bulls era demasiado suculento, pero al final lo que cuenta es el anillo. Los Warriors forzaron la máquina para no dejar escapar ese récord -llegaron con nueve derrotas a falta de cuatro partidos para el final de la campaña- y hay quien asegura que eso les pasó factura en el duelo definitivo ante los ‘Cavs’. Fue un duro revés, pero el equipo de Steve Kerr ha aprendido una valiosa lección, como quedó demostrado en la derrota ante Denver Nuggets el pasado lunes.

En el tercer cuarto en Colorado, los suplentes de Golden State dejaron en 9 la desventaja de hasta 28 puntos que había llegado a acumular el equipo. Los Nuggets volvieron a su quinteto titular en el último parcial, pero los Warriors no. Este año, no todo merece la pena por una victoria más en la regular season. “Eso tendrá un efecto en el tramo decisivo”, dijo Stephen Curry, que se quedó en 28 minutos ese día.

Mientras LeBron James -segundo jugador con más minutos por partido esta temporada- se niega a descansar y asegura que, tras la lesión de Kevin Love, jugará más minutos aún, ningún jugador de Golden State aparece en el Top 30 en este apartado. “Las veces que los titulares nos quedamos sin jugar en el último cuarto por una buena razón nos ayudarán en el camino y nos mantendrán frescos para los playoffs”st, añadió el vigente MVP.

Steve Kerr ha sabido extraer lo positiva de una mala experiencia como fue la de las pasadas Finales, aunque no esconde que la incógnita siempre está presente: “El año pasado, Stephen Curry promedió 33 minutos por partido y se lesionó en el primer duelo de playoffs, lo que le pasó factura. Andrew Bogut también se lesionó. En cualquier caso, creo que el efecto acumulativo de que los chicos jueguen 34 minutos en vez de 38 les hará estar más frescos, pero nunca se sabe”.

El que más lo nota es Kevin Durant, que solo en una de sus nueve temporadas anteriores en la NBA había disputado menos minutos por noche que los 34.1 que lleva este año. Su problema es que empezó muy joven en la liga y que acumula cerca de 30.000 minutos jugados frente a los 21.300 de Stephen Curry, los 16.700 de Klay Thompson o los 12.000 de Draymond Green. Además, es el único de la plantilla que ha disputado todos los partidos hasta el momento. Eso sí, con menos presencia que en su pasado en Oklahoma City Thunder. “Cuando miro la hoja de estadísticas y veo 32 o 33 minutos me siento genial. Tenemos un equipo profundo, un buen banquillo y un entrenador que ha hecho un gran trabajo y que sin importar las circunstancias confía en su rotación, porque nosotros pensamos en grande, en los playoffs”.

‘KD’ reconoce que hay partidos en los que podría llegar a jugar más de 40 minutos sin problema, pero su caso es un ejemplo perfecto. Los egos de las estrellas al servicio del grupo y ni un solo esfuerzo en balde con la mente centrada al 100% en el gran objetivo: un nuevo anillo.

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Golden State Warriors

  Compartir en Facebook
Fecha | 17.02.2017 01:21