Golden State Warriors

El factor psicológico de Golden State

el

Kevin Durant, Stephen Curry, Draymond Green

La llegada de Kevin Durant a Golden State Warriors supuso un auténtico revuelo en la NBA. El equipo campeón en 2015 y subcampeón en 2016 se hacía con uno de los mejores jugadores de la liga y hubo quien levantó la voz ante este ‘súper equipo’ y su descomunal ‘Big Four’ formado por ‘KD’, Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green. De momento, pese a ser los claros líderes de la Conferencia Oeste y tener el mejor récord de la presente regular season (41-7), lo cierto es que sus dos grandes estrellas no han terminado de ofrecer la conexión sobre la pista que muchos vislumbraban hace meses. No obstante, ya han dejado muestras de lo que pueden llegar a ofrecer en noches de máxima exigencia, con la exhibición ante Cleveland Cavaliers (91-126) como máximo exponente.

Este sábado, ante otro de los grandes contendientes del Oeste como son Los Angeles Clippers -venidos a menos tras la lesión de Chris Paul, todo sea dicho- el equipo de Steve Kerr volvió a mostrar su versión más arrolladora (98-144). Más allá del resultado, una de las lecturas que dejó este partido deriva de la reflexión que Doc Rivers hizo tras el mismo. El técnico de los Clippers hizo hincapié ante los medios del daño psicológico que los Warriors habían infundido en sus pupilos: “En el descanso, pregunté a mis jugadores que qué era lo que nos estaba haciendo daño. Ellos dijeron que los triples y yo les contesté que si estaban de broma. Llevábamos 8 de 13, exactamente los mismos que ellos. De hecho, ellos necesitaron la canasta de Curry desde el centro del campo para empatarnos en este aspecto. Es increíble el daño mental que hace cada uno de sus triples”.

Más allá de algún mate o alguna jugada fantasiosa, los highlights de los partidos de Golden State suelen estar copados por los triples que enchufan sus jugadores desde cualquier ángulo. Sin embargo, los Warriors son mucho más que lanzamientos desde el perímetro. Tienen a dos de los máximos taponadores de la liga -Durant y Green-, son el equipo que menos puntos concede por cada 100 posesiones y el cuarto que más anota en la pintura. Eso sí, donde más destaca este equipo es en la contra: es el que más balones roba por partido -una de sus vías para iniciar el ataque- y, de lejos, el que más puntos anota de este modo -22.6 por partido frente a los 18.9 de su inmediato perseguidor, Phoenix Suns.

De hecho, este fue uno de los factores diferenciales del citado partido entre Warriors y Cavaliers y también del reciente duelo ante los Clippers. “Nos hicieron 46 puntos en la pintura, eso fue lo que nos mató. Sus movimientos, sus cortes, sus bandejas… Y nuestros jugadores todavía están pensando en los triples. Eso no nos hizo daño”, dijo Rivers. Más allá de victorias y juego, los Warriors cuentan también con ese factor psicológico a su favor. Se han ganado a pulso ser temidos por todos sus rivales.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU