Golden State Warriors

El necesario descanso de Golden State

el

Stephen Curry

La derrota de Golden State Warriors ante San Antonio Spurs dejó varios récords negativos para los de la bahía de Oakland: la peor racha desde la llegada de Steve Kerr -cinco derrotas en siete partidos-, la anotación más baja de la temporada y el peor porcentaje de acierto en lanzamientos de toda la campaña. Además, los de El Álamo se quedan a tan solo medio partido de superarles en la clasificación de la Conferencia Oeste y tienen el factor campo ganado en caso de un hipotético cruce en Playoffs. Sin embargo, nadie en la organización californiana parecía demasiado preocupado tras el partido.

Steve Kerr decidió dar descanso a sus cuatro jugadores más diferenciales: Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andre Iguodala. Además, evidentemente, tampoco podía contar con Kevin Durant por su lesión de rodilla. En apenas tres años, los Warriors han pasado de ser la sorpresa positiva de la NBA a ser uno de los equipos más odiados en la liga a base de, entre otras cosas, una tremenda intensidad en el juego difícil de mantener. La temporada pasada, se empeñaron en apretar hasta el final de la regular season para cerrar su histórico récord de victorias y les pasó factura en las Finales. Este año, el técnico ha aprendido la lección de evitar innecesarios excesos.

El de San Antonio era el octavo partido de Golden State en los últimos trece días, todos ellos en una ciudad distinta. Además, varios han sido retransmitidos por la televisión nacional, lo que supone pausas comerciales más largas y, por tanto, llegadas más tarde a los hoteles. Hay quien cuestiona que el técnico de los Warriors optara por dar descanso a sus estrellas en este partido en lugar de haberlo hecho en otro teóricamente más asequible como era el del viernes ante Minnesota Timberwolves -aunque acabó también con derrota. Sin embargo, en su decisión también iba incluida una protesta contra la NBA precisamente por esta acumulación de partidos y kilómetros en los últimos días. En uno de los partidos más esperados de la temporada, en la televisión nacional, deja a sus mejores jugadores en el banquillo.

“No tenemos mucho de lo que quejarnos. He pasado por situaciones más complicadas. Si esto es difícil, entonces no lo tenemos tan mal. Los chicos necesitaban descansar y desconectar del juego. Ha sido una temporada larga, como siempre, pero esta tal vez un poco más por todo lo que estamos atravesando”, dijo Shaun Livingston. Los mejores Chicago Bulls de Michael Jordan tuvieron una racha de 72, 69 y 62 victorias en tres temporadas. Estos Warriors pueden permitirse perder cuatro de los 16 partidos que les quedan para mejorar esa marca y, pese a haber perdido el factor cancha con San Antonio, lo tienen ya prácticamente asegurado respecto a Cleveland Cavaliers de cara a unas posibles Finales 2017.

El descanso se antojaba necesario tras estas dura serie de partidos y antes de afrontar el último tramo de la competición, que empieza con tres partidos en casa ante Philadelphia 76ers, Orlando Magic y Milwaukee Bucks a priori perfectos para recuperar sensaciones. Después, Golden State tendrá que afrontar viajes a Oklahoma City y otro a San Antonio además de un doble enfrentamiento ante Houston Rockets -uno de ellos lejos del ORACLE Arena- que serán absolutamente decisivos en la Conferencia Oeste.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU