Golden State Warriors

Golden State se equivoca con Klay Thompson

el

Klay Thompson./ Getty Images

Ha pasado alrededor de una semana desde el último día en que se podían firmar extensiones a los jugadores del Draft de 2011. Una semana desde que Minnesotta Timberwolves decidiera dar a Ricky Rubio 56 millones de dólares por cuatro años de contrato. Kyrie Irving, Kenneth Faried, Kemba Walker y los hermanos  Marcus y Markieff Morris han sido otros de los compañeros de promoción de Ricky que han logrado convencer a sus equipos de que eran merecedores de un nuevo contrato. Kawhi Leonard, MVP de las Finales del año pasado, aspiraba a más dinero del que San Antonio Spurs ofrecía y ha preferido esperar a convertirse agente libre restringido el próximo verano, lo mismo que Jimmy Butler y Chicago Bulls.

Sin embargo, no es éste el caso más llamativo sobre las extensiones de la clase de 2011. Golden State Warriors decidió tirar de cartera y dar a Klay Thompson 70 millones por 4 años de baloncesto. Una media de 17.5 millones de dólares anuales. En la NBA siempre ha habido jugadores con contratos por encima de su nivel. Pudiendo elegir, no cabe duda que es mejor dar esta cantidad de dinero a un jugador como Klay, joven, con progresión, que a antiguas estrellas que mandan avisos de estar en declive. Joe Johnson, por ejemplo, percibe la friolera de 23 millones de dólares anuales por Brooklyn Nets. La próxima temporada, la última en su contrato, recibirá 24.8 millones. Un exceso que sirve como ejemplo para argumentar que el de Thompson no es el peor contrato firmado en la NBA. En absoluto. No obstante, Klay cobrará aproximadamente 5 millones anuales más que la estrella del equipo, Stephen Curry, lo cual pone a los Warriors en una posición de partida complicada en las próximas negociaciones con su jugador franquicia.

Klay Thompson es un tirador fantástico, de corte clásico. Además, parece que aprendió a defender (y muy bien) durante la pasada temporada con Mark Jackson. Aun así, tiene bastantes limitaciones. Apenas es capaz de fabricarse sus propios tiros, necesita que sus compañeros le encuentren en ventaja. Con las defensas contrarias cada vez negándole más espacio, será interesante ver la frecuencia con que Thompson encuentra buenos tiros. Es cierto que en este inicio de temporada ha dado muestras de haber añadido a su juego un manejo del balón homologable que le permite pisar la pintura y disfrutar de bastantes tiros libres. Si consigue mejorar todavía más en esta faceta del juego y sigue mostrándose constante en defensa, tal vez Golden State haya acertado dándole la extensión máxima. Pero ahora, hoy en día, Klay Thompson no es un jugador de 17.5 millones de dólares anuales.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU