Miami Heat

Goran Dragic no ve con malos ojos dejar Miami Heat

el

Goran Dragic

Cuando Goran Dragic fichó en el 2014 por Miami Heat, lo hizo con la ilusión de ser una ficha clave para que el equipo permaneciera en los más altos lugares de la NBA luego de la salida de LeBron James con destino a Cleveland Cavaliers. Pero esto no sucedió y ahora una serie de eventos desafortunados podría terminar por hacer que el jugador decida dejar la franquicia.

El esloveno llegaba a ser compañero de dos de los mejores jugadores de la liga: Dwyane Wade y Chris Bosh. Sin embargo, su suerte cambiaría drásticamente cuando los resultados comenzaron a causar estragos y la ausencia de LeBron se hizo sentir.

Después vino el terrible problema de salud de Bosh, que presenta complicaciones en su sistema circulatorio, de las cuales todavía no se recupera y cabe la posibilidad de que nunca vuelva a pisar una cancha para competir de manera profesional en la NBA. De esta manera ya eran dos de aquel Big Three los que se ausentaban.

Goran Dragic se ve lejos del equipo que fuera su sueño hace algunos años

El siguiente golpe fue la salida de Dwyane Wade, quien había estado toda su carrera en Miami. Cansado del poco aprecio y gratitud que demostraban los directivos hacia él, decidió empacar maletas con destino a Chicago Bulls, donde llegó para esta temporada.

Ahora, con toda esta cadena de sucesos encima, Dragic tiene que ver cómo, a pesar de darlo todo en la cancha y promediar 19.1 puntos, 6.7 asistencias, 4 rebotes y 1 robo en 34,3 minutos, el Heat no levanta cabeza y lucha desesperadamente por guardar algo de orgullo y no sumergirse en el fondo de la Conferencia Este.

Cabe anotar que este jugador es consciente de que tardará un buen tiempo en mejorar esta situación, razón por la cual estaría dispuesto a ser traspasado a otro equipo en el que tenga posibilidades de llegar a playoffs, a pesar de haber firmado en julio del 2015 un contrato a 5 años por 90 millones de dólares.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU