Cargando Cargando...

Iñaki Cano: Ya está. Ya tenemos billetes a Londres

Navarro./ FEB

Veníamos a por unos billetes con destino Londres. Ya los tenemos. Nos ha costado porque el camino ha sido sinuoso. Un trayecto de búsqueda de identidad, de golpes inesperados, de frenazos y carreras, de alegría (contenida y salvaje) y con una roca disfrazada de postre dulce para finalizar: Macedonia.

La semifinal ha sido muchísimo más compleja de lo que apunta el resultado. Mucho más porque Macedonia es como ese boxeador que sabe encajar y encajar y no olvidar su estrategia y su manera de luchar. Que nos meten un parcial de 10 puntos, no pasa nada, nosotros a lo nuestro… y así anduvieron los macedonios todo el encuentro. Un boxeador fajador que te aguanta once asaltos y espera al último para soltar su bomba. Su jugador más destacado, Pero Antic, es el prototipo de su estilo. Jugar, chocar, buscar opciones, chocar y talento. Con una imagen que mezcla a Boozer y al rapero Chojín, hacía mucho daño por dentro y fuera. Con fe y fidelidad a su estilo. Macedonia ha sido peligrosa hasta el final. Han sido la sorpresa del torneo. Enhorabuena porque se han ganado los halagos.

Nosotros no jugamos bien. No jugamos a nada. No defendimos como debemos. Tuvimos momentos de bajar el trasero pero atrás no fue nuestro día. Y atacando, pues tampoco fuimos esa apisonadora que podemos llegar a ser. Nunca. Nadie. Bueno, uno sí. Un tipo que es muy bueno. Andábamos muy cerca en el marcador y apareció él. Un kraft que vive su condición de dios del baloncesto con normalidad. Consigue que las gestas titánicas parezcan rutinarias. Cuando la cosa está peor, siempre aparece y pocas veces falla. Algunos se atreven a decir que tiene suerte. Puede ser. Pero la suerte nunca se equivoca. Elige a los buenos, a los muy buenos. A los artistas. A Navarro.

Y ahora a por el oro… el próximo verano ya sabemos que toca Londres.

  Compartir en Facebook
Autor | Inaki-Cano
Fecha | 16.09.2011 18:21

Recomendamos