Indiana Pacers

Indiana sorprende en Miami

el

David West./ Getty Images

EL PARTIDO: Miami Heat vs Indiana Pacers

MIA 75 – IND 78 |Semifinal de conferencia – Serie: 1-1|Estadística|

Ya avisaron en el primer partido. Indiana no se conformaba con haber pasado de primera ronda y no estaba dispuesta a tomar el papel de víctima sin apenas opciones ante Miami. En el choque inicial de la serie mostraron sus credenciales y en el segundo partido dieron una sorpresa que, en cierto modo, hasta se podía ver venir. Los Pacers consiguieron la victoria en florida y le arrebataron el factor cancha a los Heat, para viajar ahora a casa y jugar dos partido en Indiana partiendo de una eliminatoria empatada a uno. Eso, así sin más, ya es un triunfo. Al menos para ir empezando.

Al contrario de lo que ha demostrado Miami en no pocas ocasiones, los Pacers si supieron manejar la situación en un final apretado. Tomaron las decisiones correctas e hicieron precipitarse a su rival. Caras opuestas y una victoria que se fue para el equipo visitante por méritos propios. David West fue el mejor de Indiana con 16 puntos y 10 rebotes, seguido por George Hill con 15 tantos y Paul George con 10 puntos y 11 rebotes. En el bando de los Heat volvieron a brillar LeBron James (28 puntos, 9 rebotes, 6 robos y 5 asistencias) y Dwyane Wade (24 puntos y 6 rebotes), pero se echó mucho en falta la presencia y aportación de un lesionado Chris Bosh.

EL PROTAGONISTA: Tim Duncan (San Antonio Spurs)

Firmó 26 puntos y 10 rebotes, con un 12/20 en tiros de campo (60%), para aumentar a 133 el número de ‘dobles dobles’ que ha conseguido en playoffs a lo largo de toda su carrera. Tim Duncan representa muchas cosas en los San Antonio Spurs, desde la veteranía al cerebro, pasando por el liderazgo y los galones.

Es la cabeza visible de un equipo muy compensado y sin una clara superestrella. ¿Él? ¿ Tony Parker? ¿ Manu Ginobili? No se puede nombrar a uno sólo, pero está claro que Duncan ejemplifica a la perfección la filosofía de los de El Alamo y traslada a la cancha la pizarra de su entrenador Gregg Popovich. Los músculos y la superioridad física de Blake Griffin no fueron capaces de frenar a su maltrecha espalda. Está, posiblemente, ante su (enésima) última oportunidad de ganar otro anillo de campeón de la NBA y lo sabe… y lo busca… y lo desea.

EL DATO:

Miami se vio superada en muchos aspectos del juego por Indiana, pero hubo varios datos estadísticos que llamaron la atención especialmente y que pudieron justificar la derrota de los Heat. Los de Florida lanzaron peor que su rival desde todas las posiciones y además lo hicieron con porcentajes muy bajos de acierto. En tiros de campo firmaron un 34% (Indiana un 37%), en tiros de tres un 6% (Indiana un 20%) y en tiros libres un 69% (Indiana un 70%).

Además, los Pacers rebotearon mejor que los Heat (50 contra 40), en una clara muestra de que los de Spoelstra van a tener que buscar un refuerzo real para Chris Bosh mientras siga en el dique seco.

LA IMAGEN:

Manu Ginobili./ Getty Images

Ocho días llevaban los Spurs sin jugar un partido desde que finiquitaron su serie de primera ronda contra los Utah Jazz y ya había muchas ganas de Texas de volver a disfrutar de su equipo. Nadie duda de las ganas de los jugadores, pero desde luego que seguro que no eran mayores que las de unos fans que no veían el momento de volver a vibrar con su equipo.

La afición de San Antonio recibió a sus ídolos como si hiciera años que no les veía y no escatimó en alabanzas, piropos y ánimos. La plantilla respondió al público y les devolvió ‘el buen rollo’ en forma de fotos, autógrafos y contacto directo con la grada. Un claro ejemplo es la imagen de Manu Ginobili al salir a calentar ¡2 horas antes del inicio del partido!

LOS RESULTADOS:

SAS 108 – LAC 92 |Semifinal de conferencia – Serie: 1-0|Estadística| Oficio, veteranía, juego en equipo, extrapases, tiros abiertos, equilibrio, buenas decisiones… Muchos son los motivos por los cuales los San Antonio Spurs se llevaron la victoria en el primer partido de su semifinal de conferencia contra Los Angeles Clippers. Los de El Alamo controlaron el juego especialmente en la segunda mitad y funcionaron muy bien con el marcador a favor. Tim Duncan fue la antorcha a seguir, mientras que Kawhi Leonard y Danny Green le apoyaban ofensivamente en el quinteto titular con 16 y 15 puntos respectivamente. Manu Ginobili hizo las veces de magnífico sexto hombre y concluyó el juego con 22 puntos en 26 minutos, en un espectacular duelo anotador entre reservas con un Eric Bledsoe que acabó con 23 puntos en 26 minutos para Los Angeles. Precisamente el base fue el mejor de unos Clippers en los que los jugadores de inicio no estuvieron demasiado acertados ni al nivel que exigía la ocasión.

LOS LATINOS:

Argentina
Manu Ginobili (San Antonio Spurs) · 22 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias en 26′

Brasil
Tiago Splitter (San Antonio Spurs) · 4 puntos y 1 rebote en 12′
Leandro Barbosa (Indiana Pacers) · 8 puntos, 3 rebotes y 1 asistencia en 25′

ANTONIO GIL | NEW YORK

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU