Houston Rockets

Inevitable decepción en Houston

el

James Harden y Dwight Howard./ Getty Images

Se acabó la primera ronda de playoffs. Ocho equipos se van a casa mientras que otros tantos siguen aún en pie en la lucha por el anillo. Se terminó una primera ronda apasionante, con 50 partidos, 8 prórrogas, 5 séptimos partidos, alguna sorpresa y, por supuesto, alguna decepción.

Una de las mejores series ha sido la que hemos visto entre Houston Rockets y Portland Trail Blazers. Ya se preveía como una de las más igualadas, o así lo decían los números: 4º contra 5º, 54 victorias y 28 derrotas para cada uno. Pero pocos habrían vaticinado que los Rockets perderían sus dos primeros partidos en casa, convirtiendo una eliminatoria ya de por sí difícil en una gesta casi imposible.

Los ‘cohetes’ de Houston llegaron faltos de combustible a la postseason y se estrellaron en Portland. Con un James Harden irreconocible que poco o nada se parecía al de la regular season el sueño de la ciudad espacial duró lo que Damian Lillard quiso. El principal problema de Houston ha sido la defensa, permitiendo 111.8 puntos por cada 100 posesiones, a pesar de un buen Dwight Howard en este aspecto. Es imposible ganar una eliminatoria de playoffs defendiendo como lo han hecho los de Kevin McHale. Mala defensa que se suma a la mala gestión en los minutos finales. Portland se impuso en el clutch time, donde los puntos valen eliminatorias.

Resultaría algo injusto considerar un fracaso un año en el que los texanos han hecho una gran regular season, pero considerando sus aspiraciones a principio de temporada, cuando se hablaba del anillo, irse a casa a las primeras de cambio desde luego no es lo que se esperaba. Era inevitable esperar algo más y es inevitable hacer extensivas las sensaciones que deja la eliminatoria a la temporada en su totalidad.

¿Y ahora qué? Con la renovación de McHale se confirma que se sigue creyendo en este proyecto, pero si quieren aspirar a algo más el año que viene, y cumplir con las expectativas, deberían producirse movimientos importantes. Hacerse con un base y un ‘cuatro’ de garantías es imprescindible si se quiere hablar de algo serio. Carmelo Anthony, Rajon Rondo, Kevin Love o Kyle Lowry son nombres que estarán en la agenda del general manager. Y, salvo sorpresa, Harden, Howard y Chandler Parsons seguirán en Houston el año que viene. Es imposible predecir cómo será la próxima temporada, pero de los errores se aprende, o se debería aprender. Los mimbres están, y ya se sabe, a veces es necesario dar un paso atrás para saltar dos hacia delante.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU