Boston Celtics

Isaiah Thomas contra las adversidades

el

Sus 175 centímetros de estatura hacen de Isaiah Thomas el jugador más bajo de la NBA actual. Sin embargo, y pese a que es un estigma contra el que ha tenido que luchar en sus inicios, para él no supone ningún obstáculo en el juego. “Todo el mundo me decía a cada paso del camino que era demasiado bajo y que no iba a conseguirlo”, recuerda el base de Boston Celtics. Nada más lejos de la realidad, y tras ser el tercer máximo anotador de la regular season, lidera en estos Playoffs al que fue mejor equipo de la Conferencia Este y lo hace pese a los golpes recibidos, tanto en lo psicológico como de forma literal.

“No sé cómo lo hace. Me gustaría tener un carácter tan fuerte. Admiro su capacidad para afrontar lo que está viviendo y para destacar en la cancha pese a ello”, dijo su entrenador, Brad Stevens. Isaiah Thomas perdió a su hermana tan solo unas horas antes de que los Celtics comenzaran su andadura en los Playoffs 2017 ante Chicago Bulls. Aún así, él se empeñó en jugar ese partido y dejó una de las imágenes de la temporada: deshecho entre lágrimas, su compañero Avery Bradley tuvo que consolarle durante el calentamiento. Sin embargo, aunque el encuentro acabó con derrota para los de Massachusetts, él se fue hasta los 33 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias. Cayeron en los dos primeros choques, pero lograron darle la vuelta a la serie para plantarse en la próxima ronda, donde esperaba Washington Wizards.

El base disputó el Game 1 de esta serie un día después de haber presenciado el funeral de su hermana, pero ya nada podía pararle. Reconoce que, por un momento, se le pasó por la cabeza la idea de retirarse, pero rápidamente se dio cuenta de que esa salida, la fácil, no era una opción: “Voy a seguir por mi hermana, porque sé que ella no querría que me detuviera”. Por si fuera poco, Isaiah perdió un diente durante el primer cuarto, pero volvió a tomar las riendas de su equipo con otros 33 puntos y, esta vez, con victoria.

Lo pasó mal en sus inicios en la NBA y no ha hecho más que recibir reveses en los que son los playoffs de su consagración en la liga. Sin embargo, ha vuelto a rehacerse. Tras pasar seis horas en el quirófano el día antes del Game 2 y cinco más el mismo día de partido, Isaiah Thomas llevó a su equipo al 2-0 con una descomunal actuación: 53 puntos, 29 de ellos entre el último cuarto y la prórroga. Nadie lograba una anotación tan alta en playoffs desde los 55 puntos de Allen Iverson en 2003. Tras el partido, estalló de emoción al recordar a su hermana Chyna, que habría cumplido 23 años. No hay adversidad que pueda con Isaiah Thomas.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU