Dallas Mavericks

J.J. Barea, corazón de León

el

Bandeja de JJ Barea en el quinto partido de las Finales./Getty

Y al quinto partido explotó. No estaban siendo unas buenas Finales para J.J. Barea, el base puertorriqueño de los Dallas Mavericks. Todo cambió el pasado jueves, cuando deslumbró con 17 puntos y cinco asistencias en la fundamental victoria de los Mavericks frente a los Heat por 112-103, que servía para colocar el 2-3 en la eliminatoria.

Barea partió como titular por segundo partido consecutivo y anotó seis lanzamientos de once intentos (con cuatro de cinco en triples), al mismo tiempo que se convertía en la clave para romper la defensa de Miami con sus veloces penetraciones.

Es el factor X de Dallas. En el conjunto de Rick Carlisle cuentan con los puntos de Nowitzki como fijos, pero las victorias sólo llegan cuando se dan otros factores en la misma ecuación. Uno de ellos es, sin duda, el rendimiento de Barea, que pasa por ser el termómetro de su equipo.

El boricua por fin puede sonreír a gusto. El pequeño jugador no había estado a la altura de su rendimiento en las eliminatorias por el título: un total de 21 puntos con un porcentaje del 25 por ciento de aciertos en los cuatro primeros enfrentamientos de la serie final. Al jugador que fue uno de los mayores responsables en la barrida por 4-0 a Los Angeles Lakers se le debía exigir más. Y ahora que ha dado la cara no piensa bajar los brazos.

“El error de ellos es que me siguieron dando el espacio y yo seguía metiendo de tres”, dijo tras el quinto encuentro. Así es. No se le puede dar ni medio centímetro de espacio. Es lo que necesita para armar el brazo y anotar de tres.

Como titular en las Finales ha promediado 12,5 puntos y 4,5 rebotes en casi 25 minutos por partido, por encima de sus sólidos números durante los playoffs. Su juego es vital para Dallas. Ofrece tiro exterior, rapidez, inteligencia, visión, penetración y sobre todo mucho corazón. Corazón de León. Sí, de España. Exactamente de Ribota de Sajamabre, en plenos Picos de Europa.

De allí proceden sus abuelos, aunque el jugador admite no haber visitado nunca León. A buen seguro que en un futuro podrá hacerlo. Quién sabe si con un anillo de campeón de la NBA bajo el brazo.

Pincha aquí y accede a sus mejores fotos
– Revisa su ficha personal y sus números en la temporada 2010-2011

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU