Houston Rockets

James Harden, el perfecto ejemplo de jugón incansable

el

En mitad de la polémica sobre si los equipos de la NBA deben dar descanso a sus estrellas o no, James Harden tiene algo que decir y a muchos astros de la Liga no les va a parecer bien. “Soy un jugador de baloncesto, y como tal lo que quiero es jugar. Ya descansaré cuando haya terminado”, declaró el escolta de Houston Rockets, sin dejar del todo claro si se refería cuando hay terminado el partido, la temporada o su carrera. El caso es que ‘La Barba’ lo que quiere es estar dentro de la cancha.

“El entrenador Mike D’Antoni ya sabe que no debe venirme con la intención de pedirme que descanse. Yo no soy así. Yo lo que quiero es jugar, y el resto no me importa”. James Harden lo tiene claro. El banquillo no va con él y su lugar está con el balón en sus manos, a diferencia de otras estrellas de la competición norteamericana que piden descansar a sus entrenadores o aceptan que estos les den un par de partidos libres de actividad física.

‘La Barba’ reconoció ante los medios que ni siquiera se plantea la posibilidad de parar cuando tiene molestias físicas. Caso distinto es cuando está lesionado, pues “sería estúpido poner en riesgo toda una temporada por no recuperarse de una lesión seria”. Y es que Harden no sabe lo que es ir a medio gas (menos en defensa, que dirían los más maliciosos). Una mentalidad y una forma de entender el baloncesto que le ha llevado donde está hoy en día, siendo unos de los principales aspirantes al galardón de MVP de la regular season, pugnando por el título con esa bestia desatada que es su ex compañero Russell Westbrook. Está claro que sólo se vive una vez, y el astro de los Rockets no quiere arrepentirse de no haberlo dado todo en todo momento.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU