Reportaje

JJ Barea, insistencia boricua

el

JJ Barea, base de los Mavs, una de las sensaciones en estos playoffs./Getty Images

Corría el verano de 2006. Tras una gran temporada en Northeastern University, promediando 21 puntos y 8.4 asistencias por partido, José Juan Barea se presentaba al Draft. Su meta, ser elegido al menos a finales de segunda ronda. Tras salir el nombre de Will Blalock, última elección de ese año, el menudo base puertoriqueño, con ascendencia leonesa, empezaría una carrera profesional marcada por el trabajo y su gran ilusión, jugar en la NBA. Su primera parada para lograrlo, Cangrejeros de Santurce.

Tras la decepción del Draft de 2006, Barea decide jugar en la liga nacional de Puerto Rico para no perder el estado de forma, ya que su meta era intentar ganarse un contrato en las ligas de verano. Con los Cangrejeros, promediaría en 9 partidos 10,4 puntos y 2,7 asistencias.

Después de su breve paso por su país natal, llegaría el turno de las Summer Leagues. Su primera aparición la hizo vistiendo la camiseta de los Golden State Warriors en las Vegas y posteriormente, jugaría con los Mavericks en la Rocky Mountain Review donde finalizaría promediando 12 puntos y 6,7 asistencias, números que le sirvieron para, en octubre, firmar su primer contrato en la NBA con el conjunto tejano.

Llegaría entonces la oportunidad con la que había soñado. El 4 de noviembre debutaría en la mejor liga del mundo en un partido contra Houston anotando 2 puntos en 2:36 minutos de juego. Durante esa temporada no tuvo demasiadas oportunidades hasta que en enero, Dallas lo asigna a los Fort Worth Flyers, equipo de la liga de desarrollo. Fue en la NBDL donde empezó a demostrar la calidad que atesoraba con nada más y nada menos que 27,3 puntos 7,8 asistencias y 5 rebotes de media en los 8 partidos que jugó. Como anécdota podemos comentar que es el único jugador al que los Flyers le han retirado la camiseta, con su número 11 a la espalda. En marzo lo volverían a reclamar los Mavs, pero siguió sin contar con oportunidades tanto en esta temporada como en la siguiente, pese a realizar algunos partidos excelentes como el jugado contra Sacramento, donde anotaría 25 puntos y repartiría 5 asistencias.

La temporada 2008–2009 fue la de su consolidación como un gran reserva en la liga, sus minutos de juego se verían incrementados, jugando una media de 20 por choque. Tanto en esta temporada como en la siguiente, sus números serían similares, y presentarían una ligera mejora en esta última Regular Season..

Pero su pico de nivel no lo coronaría en ninguna temporada, si no en unos Playoffs, concretamente en los que se están jugando este año. El eléctrico base se ha revelado como uno de los jugadores más importantes de la excelsa segunda unidad de los Mavericks, en la que destacan sobre todos el base boricua y Jason Terry. En la eliminatoria contra los Lakers fue la pesadilla de los bases angelinos, imprimiendo un ritmo de juego altísimo y deslumbrando con sus penetraciones, una de las principales bazas de su juego pese a su escasa estatura. En el partido definitivo de la serie, Barea conseguiría 22 puntos y 8 asistencias. Pese a que sus minutos de juego rara vez pasan de la veintena, se está rebelando como una pieza fundamental en estos Mavericks, que se juegan el anillo de campeones en la Final de la NBA después de despachar a los Thunder en 5 partidos, siendo en el último esencial la aportación de J.J..

En Puerto Rico, su país natal, es un auténtico ídolo, tal y como demuestra la canción que completa el artículo. Desde aquí presento todo mi respeto a este pequeño jugón, y más sabiendo que su novia es la antigua Miss Universo, Zuleyka Rivera.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU