Chicago Bulls

Cuando Jordan y Magic se negaron a boicotear las Finales

el

Magic Johnson saluda a Michael Jordan

Últimamente estamos muy acostumbrados al posicionamiento de los jugadores de la NBA ante las injusticias, los escándalos raciales y las desigualdades sociales, así como ante asuntos políticos y culturales. Pues bien, antes de todos los ‘desplantes’ de la Liga actual, ya hubo quien intentó organizar algo gordo en el pasado, pero no contó con el respaldo necesario. Craig Hodges, uno de los mejores tiradores de la historia del baloncesto y un secundario de lujo de los Chicago Bulls campeones de Michael Jordan, quiso dar un golpe sobre la mesa en las Finales de 1991, pero no acabó de hacer realidad sus intenciones.

Tal y como relata un reportaje de The Guardian en el que se entrevista a un Hudges de 56 años, el jugador siempre estuvo muy involucrado en luchar por las injusticias sociales y trató de convertirse en una voz de peso que contase con el respaldo de grandes nombres propios de la NBA en particular y el deporte estadounidense en general. Para ello propuso a su compañero Michael Jordan y su rival en aquellas Finales de 1991 Magic Johnson boicotear el Game 1 de la serie por el anillo. El motivo era que, un tiempo atrás, Rodney King, un chico afroamericano, había recibido una paliza de manos de cuatro policías blancos en Los Angeles.

Su intención era que ninguno de los dos equipos saltase a la cancha en el primer partido de las Finales, “mostrando solidaridad con la comunidad negra, al tiempo que protestaban contra el racismo y pedían una igualdad económica en la NBA, en la que no había ningún propietario de franquicia afroamericano y apenas se podían ver entrenadores negros, a pesar de que el 75% de los jugadores de la competición sí lo eran”La respuesta de Michael Jordan cuando Hudges le propuso el plantón fue llamarle “loco”, mientras que Magic Johnson le contestó que se trataba de “una postura demasiado radical y extrema”.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU