Golden State Warriors

El cambio de discurso de Klay Thompson

el

Klay Thompson

Klay Thompson vive una nueva etapa en Golden State Warriors. Prácticamente nadie habla ya de esa excelente pareja que formaba con Stephen Curry, los célebres ‘Splash Brothers’ que hace no mucho tiempo acaparaban titulares en la NBA. El escolta dio un paso atrás con la llegada de Kevin Durant al equipo, aunque en un principio se resistía a ello. De hecho, llegó a reconocer que sentía que se le había faltado al respeto cuando se hablaba de que tendría que sacrificarse por el fichaje del ex de Oklahoma City Thunder. “Todos queremos lo mejor para el resto, pero yo no voy a sacrificar una mierda, porque mi juego no va a cambiar. Voy a seguir tratando de salir de los bloqueos para lanzar y anotar”, dijo entonces.

‘KD’, recién llegado a la bahía de Oaklad, no estaba para meterse en ningún lío y trató de aclarar esta situación con unas palabras hacia su nuevo compañero: “Queremos que Klay siga igual, no queremos que cambie. Los partidos dictan de dónde vienen los lanzamientos. Puede ser que yo una noche haga 12 lanzamientos, Klay haga ocho o nueve y Steph 25, y todo eso puede cambiar en otro encuentro”. Sin embargo, la pelota pone a cada uno en su sitio y, como era previsible, a Thompson no le ha quedado otra que acatar su nuevo rol. No se puede hablar de actor secundario, porque sigue teniendo peso, pero ya no es ese jugador protagonista del ataque de los Warriors.

Si bien esta regular season ha mejorado sus registros en anotación (22.3 puntos por partido frente a los 22.1 del año pasado) y en lanzamientos (17.6 tiros por noche, 0.3 más que en la 2015-16), la realidad en estos Playoffs 2017 es bien distinta. En 2016, acabó la postemporada con un promedio de 24.3 puntos y 18.9 puntos por partido, los mejores números de su carrera en playoffs. Este año, por el contrario, está en los segundos registros más bajos de sus cinco participaciones en la lucha por el anillo: 15.4 puntos y 14.2 lanzamientos de campo por encuentro. En su camino a las Finales 2016, tuvo hasta ocho partidos con 20 o más tiros de campo, mientras que este año apenas lo ha hecho una vez -Game 3 ante Portland Trail Blazers.

“Creo que es un ajuste por los playoffs, porque no hay tantas posesiones ni tantos tiros. Ahora estoy aprendiendo a ser más eficiente con 12 o 13 lanzamientos en un partido, que es genial, porque tengo dos MVP en el equipo a quienes sabes que siempre se la puedes dar y que van a anotar”, dijo tras anotar 22 puntos en 12 lanzamientos en el Game 2 ante Cleveland Cavaliers.

En el Game 3 sí tuvo una importante presencia, con 30 puntos en 18 tiros de campo gracias a un buen 6 de 11 desde el perímetro en el que sin duda ha sido su mejor partido en estos Playoffs. En las Finales 2016 fue ganando peso en forma de lanzamientos a medida que avanzaba la serie, aunque este año, eclipsado por Curry y Durant, se antoja complicado.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU