Cuando lo caro sale barato

Kobe Bryant (Los Angeles Lakers) y Kevin Durant (Oklahoma City Thunder)./ Getty Images

Mientras seguimos a vueltas con un “lockout” que se acerca o se aleja de su final según la hora del día, nos entretenemos con las negociaciones entre Kobe Bryant y el Canadian Solar Bolonia –la Virtus de toda la vida- para que el escolta de Los Angeles Lakers milite durante poco más de un mes en el club transalpino. Serían diez partidos a cambio de 2,4 millones de euros, un contrato que para el común de los mortales es una auténtica locura y un despilfarro pero que para quien tenga la paciencia de calcular los pros y los contras del mismo puede resultar un negocio redondo.

Al referirnos a Bryant estamos hablando de uno de los mejores jugadores del mundo, un icono del baloncesto y del deporte, que además guarda un especial aprecio a Italia, país en el pasó parte de su infancia acompañando a su padre, Joe “Jellybean” Bryant, en los siete años que militó como jugador de Rieti, Reggio Calabria y Reggio Emilia en la década de los 80. Bryant habla italiano y por su carácter (y el buen marketing que hace de sí mismo) sería de esperar que su integración en Bolonia fuera como la seda y las sonrisas marcaran su breve pero intensa experiencia europea. Resumiendo, tenemos el “producto” perfecto.

El deporte actual no se puede concebir sin la aportación de la publicidad. Todos los equipos profesionales cuentan con marcas patrocinadoras que ponen su dinero a cambio de unir sus nombres a valores, éxitos y, en algún extraño caso, hasta a formas honrosas de perder. ¿Cuántas marcas no desearían asociar su nombre a Bryant aunque fuera por un mes? ¿Cuánto se puede llegar a pagar por una fugaz aparición publicitaria en el primer partido que el jugador nacido en Filadelfia juegue en el Futurshow Station de Bolonia?

Millones de personas en todo el mundo presenciarían los partidos de Bryant en Italia y cada una de las marcas que apareciera durante los mismos se tendría que rascar bien el bolsillo para conseguir una difusión global de su imagen. Mucho dinero para un equipo que está convencido de poder recuperar su inversión. Y todo esto sin hablar de los derechos televisivos, la venta de camisetas y la infinidad de campos a explotar con un fichaje de estas dimensiones.

Ante la negativa del resto de equipos de la Lega a que el Canadian Star Bolonia disputara en casa los 10 partidos con Bryant, una de las posibilidades que se había barajado para aumentar los beneficios del acuerdo era que los rivales que acogieran en su feudo uno de estos partidos compartiesen los beneficios de taquilla con el equipo boloñés. Parece una petición descabellada pero se está hablando únicamente de la taquilla, no del resto de emolumentos que el club local se pueda adjudicar por la visita de la estrella de la NBA. Y pueden ser muchos.

En el Canadian Star Bolonia saben que el beneficio de los 10 partidos de Bryant puede maximizarse casi hasta el infinito, pero también son conscientes de que ellos no serían los únicos en sacar tajada de un fichaje que daría una repercusión inusitada al baloncesto italiano y, por qué no decirlo, nos daría un ligero consuelo en estos días de incertidumbre sobre lo que pueda suceder con la próxima temporada de la NBA.

@marcrampas

  Compartir en Facebook
Fecha | 05.10.2011 16:28

Peligra el inicio de la temporada

Adam Silver y David Stern./ Getty Images

Después de algo más de cuatro horas reunidos, el día 96 de lockout sigue siendo una realidad. El 4 de octubre estaba marcado en los calendarios de jugadores y propietarios tras los resultados de los anteriores encuentros.

A pesar de las buenas expectativas y la presencia por primera vez de jugadores como Kobe Bryant o Kevin Garnett, ambas partes están más enfrentadas que nunca. De momento, se ha terminado por cancelar la pretemporada, lo que significa unas pérdidas de 200 millones de dólares. Estamos ante el primer paso antes de que se empiecen a liquidar las primeras semanas de temporada regular.

“Si no llegamos a un acuerdo, el 10 de octubre se cancelarán las dos primeras semanas de la temporada regular”, declaró el vicepresidente de la NBA Adam Silver.

Sin embargo, no se han programado nuevas reuniones para esta semana.

Durante la reunión se abordó el tema principal que más preocupa a jugadores y propietarios, el reparto de los beneficios. Existen dos versiones de la negociación:

Derek Fisher, presidente de la NBAP./ Getty Images· Según la Asociación de Jugadores, que ya habían bajado del 57% del BRI al 54%, han cedido ahora hastael 53%. Y los propietarios, que ofrecían 46% del reparto, ha subido hasta el 47%. Es decir, existen 6 puntos de diferencia.

Billy Hunter, director ejecutivo de la NBPA, declaró que los propietarios les ofrecieron un acuerdo por el 50-50%, pero existían una serie de clausulas que lo convertían en un 47% para los jugadores, lo que les obligó a rechazar el posible acuerdo y a romper negociaciones.

· La versión del Comisionado de la NBA es muy distinta. Efectivamente afirman que han ofrecido un acuerdo a partes iguales (50-50%), pero niegan rotundamente que existiera alguna condición que transformarse el contrato en un 53% en beneficio suyo.

Declaraciones que han alterado aún más a los jugadores, que aseguran que es mentira.

“La idea de los propietarios es que tan pronto como los jugadores pierdan el primer cheque se derrumbarán”, afirmó Billy Hunter. “Los jugadores han indicado su disposición a perder partidos”.

Por su parte, la Asociación de Jugadores ha anunciado que habilitarán centros de entrenamiento en Houston, Los Angeles, Las Vegas y tal vez en Miami para que puedan entrenar mientras dure el cierre patronal.

  Compartir en Facebook
Fecha | 05.10.2011 02:36

Verdades y pareceres

Paul Shirley, en la temporada 2006 como jugador de los Wolves./Getty

Paul Shirley me parece el mejor columnista sobre la NBA de nuestro país. De hecho, uno de los tipos que mejor escribe sobre deporte, pues es capaz de dotar a sus palabras de un hilo de trascendencia curioso: puede hablar del top less de las chicas en las playas de Barcelona con la misma profundidad que puede hacerlo sobre temáticas raciales en la liga americana o sobre los peinados de los jugadores. Y en todos sus textos, serios, contradictorios, sarcásticos y llenos de mala leche, hay inteligencia y ganas de hacer pensar a quien está enfrente, algo que se agradece, pues habitualmente sus palabras no están exentas de autocrítica y de mordacidad. Cierto es que hay ocasiones en las que su descarnada ironía o su necesidad de llamar la atención con sus palabras dejan que se escape algún que otro exabrupto, pero también Mark Twain tuvo días malos.

Al respecto de las reuniones que se están celebrando para solucionar el conflicto de intereses que mantiene cerrada a cal y canto la NBA durante estos días, Shirley expone una teoría interesante: las reuniones no avanzan porque quienes están sentados ante Stern o los dueños de los equipos son jugadores, digamos, que sólo tienen mucho que ganar; es decir, la famosa clase media que Vicente del Bosque llevó al Olimpo cuando ganó una Copa de Europa con Pavón, Jaime y Helguera de columna vertebral. O lo que es lo mismo: Dereck Fisher o Maurice Evans. Según el ex jugador de los Suns, sería necesario que en esas negociaciones estuvieran sentados Kobe Bryant, Kevin Durant o Carmelo Anthony en la mesa, porque son los que más tienen que perder en el camino.

Pues bien, tengo que estar en desacuerdo con Shirley, algo que seguro le encantará, pues sus columnas están, entre otras cosas, para disentir. Supongo que, pese a que suene a topicazo, en este tipo de cosas está la diferencia entre la NBA y el resto del mundo. Allí se juega con un tipo que anota 40 puntos y con otros 8 que anotan otros 50. De tal manera, tanto haces, tanto vales, los precios por estos líderes se han disparado en los últimos años y el resto de los jugadores quiere su trozo de pastel, un poco como sucede con los repartos de los derechos televisivos en la liga de fútbol española, con las quejas de los equipos que no son el Madrid o el Barça. Por eso la negociación es tan sumamente compleja y está atascada, porque las necesidades de los integrantes de los propios bandos son distintas. Efectivamente, no es lo mismo que se siente el dueño de los Celtics que el de los Timberwolves, como no es lo mismo que se siente Lebron James que Maurice Evans. Pero he aquí mi punto de vista: está bien que sean quienes más pierden los que se sienten a negociar. Perder 10 euros no es lo mismo para quien tiene 15 que para quien tiene 15.000, y la liga, la competición a fin de cuentas, se debe ver beneficiada con más rivalidad derivada de la igualdad.

@ssmenendez

  Compartir en Facebook
Fecha | 04.10.2011 09:48

Kobe Bryant interpreta el papel de ‘Milano Kalibro’

Milano Kalibro Kobe./ Nike

Kobe Bryant ha vuelto la país que fue su casa desde los 6 años, Italia. Recibido entre vítores y aplausos de los aficionados, el escolta de los Lakers ha pasado por los medios más importantes y defendiéndose en un perfecto italiano, como puede verse en www.facebook.com/NikeSportswearItalia.

Aprovechando su visita, la marca que le viste ha reunido a los futbolistas italianos Giampaolo Pazzini, Gennaro Gattuso, Alberto Aquilani, Claudio Marchisio, Marco Materazzi y al NBA Marco Belinelli para rodar lo que puede ser una serie. De momento, ya hay una introducción circulando por Internet…

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=s_SVUwf1GIE’]

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

  Compartir en Facebook
Fecha | 04.10.2011 08:51

¿Spaghetti Basket?

Kobe Bryant con una pistola de agua (Los Angeles Lakers)./ Getty Images

Hubo un tiempo, en los años 60 para ser exactos, en que el género del Western se europeizó, más que nada se italianizó, y apareció lo que se dio en llamar Spaghetti Western. Se filmaba en Cinecittà y en Almería, y el subgénero dejó títulos legendarios, bandas sonoras para la posteridad, y reunió a actores como Clint Eastwood, Charles Bronson o Henry Fonda, entre otros muchos grandes. Independientemente de la verdadera calidad de aquellas películas.

El nudo y el por ahora incierto desenlace del cierre patronal en la NBA, está propiciando una situación digamos peculiar en el baloncesto europeo. Los clubs con más dinero quieren y las grandes figuras se dejan querer y, sobre todo, pagar. Como es normal, y aparte de nuestros ÑBAs, el caso de mayor seguimiento –por tratarse de la estrella más rutilante de la liga profesional americana- es el de Kobe Bryant. Hoy se da por hecho que finalmente jugará en la Virtus Bolonia.

De acuerdo con los términos del contrato que por ahora se conocen -o se especulan-, Kobe jugará 10 partidos en 35 días y cobrará unos tres millones de euros por toda la obra. A todo esto, el equipo cambiaría su nombre por el de Canadian Bolonia, ya que sería la empresa Canadian Solar la que sufrague gran parte de la operación.

Pero no sé si es más llamativo este dato o el hecho de que la LEGA, según se lee, está valorando modificar el calendario ante tal advenimiento, a fin de que esos 10 partidos que los de Bolonia disputen con la mamba negra en sus filas sean frente a los equipos más fuertes de la Serie A. Pregunto: ¿y todos en casa?; pregunto: ¿Y quién decide qué 10?

Pasados esos 35 días, los rivales –afortunados o no, según se mire- no elegidos se medirán a los de Bolonia ya sin su figura. O ¿existe la posibilidad de que Kobe llegue luego a otro acuerdo, con Montepaschi o Emporio Armani por ejemplo, para jugar otros diez partidos con ellos? Y no es descartable que el tirón de Kobe impulse acuerdos similares con otros grandes de la NBA, que entrarían, cobrarían y saldrían. ¿Lo podremos llamar a esto Spaghetti Basket?

Camiseta de Kobe Bryant - Italia./ Getty Images

Por otro lado, ¿van estar de acuerdo los fugaces compañeros de equipo de Kobe en darse ese atracón de partidos por el mismo sueldo? ¿Qué van a decir los McIntyre, Gigli, Moraschini…? A lo mejor les compensará ya solo el hecho de tener la oportunidad de jugar al lado –porque no me atrevo a decir “con”- del mejor baloncestista del mundo. O a lo mejor no.

Ah, y se habla de que el capo de la Virtus, Claudio Sabatini, piensa pedir dinero a esos diez equipos que se enfrenten a Kobe, con el fin de ayudar a amortizar el elevado coste del fichaje. Todo por el espectáculo. Ya saben que el Real Madrid estaría tan encantado de jugar contra un FC Barcelona con Pau Gasol, que además pagaría de buen grado.

Por cierto, aquel subgénero del Western tuvo también su variante a la española. Además de en Almería, se rodaba también en Hoyo de Manzanares. La pena es que nosotros no teníamos a un Sergio Leone ni tampoco a Ennio Morricone. ¿Y a eso cómo lo llamaron? Pues muy fácil: Chorizo Western.

 

@EnriquedePablo

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

  Compartir en Facebook
Fecha | 30.09.2011 22:49

El Virtus confirma un acuerdo con Kobe Bryant

Kobe Bryant (Los Angeles Lakers)./ Getty Images

El Virtus Bolonia ha informado a Associated Press que en la última negociación entre el club italiano y Kobe Bryant han llegado a un acuerdo por 2.5 millones de dólares y 10 partidos, que se jugarán durante 40 días entre el 9 de octubre y el 16 de noviembre.

“No tenemos dinero para pagar un partido más. Espero que hoy la NBA no llegue a un acuerdo para iniciar la temporada”, dijo Claudio Sabatini, presidente del Virtus.

Este contrato no impedirá a Kobe reincorporarse a Los Angeles Lakers si el cierre patronal llega a su fin.

Aunque Kobe Bryant nació en Philadelphia, vivió desde los seis años en Italia después de que su padre abandonara la NBA para jugar en la bota de Europa. El pequeño Bryant se aclimató al estilo de vida allí y desarrolló un fluido italiano.

Manu Ginóbili ya declaró que anunciará su decisión a principios de octubre.

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

  Compartir en Facebook
Fecha | 30.09.2011 13:23

Kobe Bryant tiene su propia firma de coches en China

Smart Kobe Edition./ Jing Daily

Smart, la marca de automóviles, ha lanzado una edición limitada de 500 coches para China de su biplaza Fortwo llamada ‘Black Mamba’, en honor a Kobe Bryant.

El coche se caracteriza por que es totalmente negro en su exterior y lleva serigrafiada la firma del escolta de Los Angeles Lakers. Según The Orange County, su precio es de 19.412 dólares.

Hace unas semanas, supimos que Smart estaba trabajando para incrementar sus ventas en el gigante asiático de la manos de Kobe y con la ayuda de un peculiar spot…

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=16ANqIRsj-c’]

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.09.2011 02:17

Página 270 de 279« Primera...268269270271272...Última »