NBA

La ambición de Carmelo Anthony

el

Carmelo Anthony./ Getty Images

Cuando Carmelo Anthony cambió Denver Nuggets por New York Knicks hace ya más de tres años, muchos imaginaban, incluido él mismo, que conseguiría al menos mejorar los logros que alcanzó en la franquicia de Colorado. Este verano, Melo tuvo la oportunidad de convertirse en una pieza que ayudara a conseguir el anillo, máximo objetivo al que debería aspirar un jugador de esta Liga. Era agente libre, y pese a que hubo intensos rumores que le situaron en Chicago Bulls, Carmelo acabó por aceptar la inmejorable oferta (en términos económicos) de los Knicks.

Anthony siempre se ha sentido injustamente tratado en relación a otros jugadores de su generación, especialmente Kevin Durant y LeBron James. La diferencia entre el #7 de los Knicks y esos dos jugadores no radica en la estadística. Ni siquiera en la implicación defensiva, apartado en el que Carmelo nunca ha destacado. El principal motivo por el cual Durant y LeBron son considerados como dos auténticos hall of famers mientras que Anthony no deja de ser simplemente un gran anotador es la ambición. Mientras LeBron y Durant admiten por momentos ser segundas opciones en los sistemas ofensivos de sus equipos (especialmente llamativo será este año de LeBron con Kevin Love y Kyrie Ivring), Carmelo siempre está en busca de más reconocimiento público y mediático. No acepta pasar a un segundo plano. Hace tres años, declaró que se iba a los Knicks a “ganar títulos”. Pues bien, Carmelo Anthony todavía no ha podido igualar las Finales de Conferencia que logró con los Nuggets en la temporada 2008-09 en una durísima Conferencia Oeste. Tendrá una buena oportunidad de lograrlo esta misma temporada, ya que solamente Cleveland Cavaliers parecen claramente superiores a los Knicks. Y aun así, no será fácil para el nuevo equipo de Phil Jackson derrotar al bloque de Chicago Bulls.

Si los Knicks y Carmelo acaban por hincar la rodilla ante Derrick Rose, Pau Gasol y compañía, Melo estará recibiendo un justo pero duro castigo por haber elegido el dinero antes que un equipo candidato al anillo. Entonces, Anthony podrá mirarse al espejo y ver realmente que lo que más le perjudica, aquello que le distingue de verdad de los LeBron y Durant, es su máxima ambición. El dinero por encima de todas las cosas.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU